Denuncia del Dr. San Emeterio en la causa “Delmé s/ homicidio por abandono de personas”

PRESCRIPCIÓN – SOLICITA SOBRESEIMIENTO SECUESTRO DE HISTORIA CLÍNICA- SOLICITA FOTOCOPIAS

Señor Presidente del TOCFBB:

Eduardo Sinforiano San Emeterio, letrado (CSJN Tº XII Fº 93 Matrícula 33631 – CFALP Tº 201 Fº 389 – CPACF Tº 76 Fº 572, CALP Tº XLVIII Fº 212), en la causa Nº FBB 93000982/2009, usuario electrónico(CSJN) 20085036999, a V.E. digo:

LEGITIMACIÓN:

Que habiendo sido designado por el Coronel D. Jorge Alejandro Delme, hijo del fallecido, como su abogado, en su representación vengo a asumir el presente ministerio y tomar intervención en la causa.

FINALIDAD DEL PRESENTE ESCRITO

Que, con fecha 13 de abril de 2017 se produjo el óbito del Coronel (R) D. Hugo Jorge Delme.
Ello, debido al trato cruel, inhumano y degradante, a que lo sometieron la totalidad de los miembros de ese Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca Subrogante, con la anuencia del público ministerio, ya que sin causa alguna que lo justifique, lo privaron de su libertad ambulatoria, lo enviaron a una cárcel común, máxime que éste, en razón de su edad (80 años) y su estado de salud debería haber estado en prisión preventiva domiciliaria.
Por tal motivo, en el carácter invocado vengo a solicitar a la jurisdicción la extinción de la persecución penal de la acción respecto del padre de mi asistido, decretándose la prescripción a su favor conforme lo autoriza el arts. 59 inc. 1º, CP. Ello, más allá de no existir a su respecto sentencia condenatoria firme, ni consentida.
En síntesis, el Señor Coronel Delme ha fallecido en estado de inocencia, aunque esto pueda molestar al tribunal o a los fiscales militantes, o a la querella, dado que la acción penal a su respecto se ha extinguido, por lo que debe cesar toda persecución penal, por parte del estado en contra de él, descontando desde ya, que no ha de ser intención de V.E. ampliar su jurisdicción terrenal, para seguir con tal persecución en el más allá, pues el honesto y valiente militar fallecido, quién integró las filas del Ejército Argentino, siempre se guió por el camino que le marcaron, los Generales D José de San Martín y Juan Manuel Belgrano, por lo que hoy, sólo puede ser juzgado por Dios, fuente de toda razón y justicia, quién seguramente lo absolverá en esta injusta y política causa por la que se lo persiguió e inhumanamente se lo trató.
Oportunamente, se deje sin efecto toda medida restrictiva de carácter patrimonial decretada respecto del mismo por ese tribunal, para lo cual solicito de y para el caso de ser necesario se ordenen librar los oficios de estilo, autorizándose al suscripto a diligenciar los mismos y a suscribir las minutas de estilo.
Sin perjuicio de todo ello, y siendo de real interés de la familia de mi defendido, de concurrir por ante la Honorable Comisión Interamericana de Derechos Humanos (O.E.A.), con sede en Washington, y ante la CPI, a fin de formular la pertinente denuncia por la violación de los Derechos Humanos de su padre, por parte de la jurisdicción y del representante de la vindicta pública, pues no cabe duda alguna, que en este proceso, no existió en modo alguno ni el más mínimo atisbo de justicia, en todo lo referido a los DD.HH del Señor Coronel (R) Delme, quién fue sometido a proceso, por medio de una comisión especial como lo es ese Tribunal, el que aplicó una extraña persecución asimétrica, y que lo abandonó en el cuidado de su salud, provocando de ese modo su muerte. Actividad “jurisdiccional”, que no podemos llamar en modo alguno justicia, lo que hace sonrojar de vergüenza a la Diosa Temis.
Ante tan grave evento, y encontrándose el Señor Coronel Delme -cuando estaba en vida-, bajo la jurisdicción y custodia de este Tribunal, expresamente se solicita se, ordene sin dilaciones, el secuestro de la totalidad de la Historia Clínica perteneciente al extinto Coronel Delme, que pudiera existir en los Hospitales militares de Campo de Mayo y el HMC 601 de la CABA, y en el Servicio Penitenciario Provincial de Bahía Blanca, y Servicio Penitenciario Federal, tanto de Marcos Paz, Unidad 31 y Unidad 34 de Campo de Mayo.
Todo ello, a fin de determinar de manera fehaciente, la causa de la muerte del Coronel Delme y de ese modo descartar toda acción dolosa, directa o eventual, y/o culposa, generada por el estado de abandono de la jurisdicción, lo que pudo haber causado seguramente su óbito.
Ello, motivado en que existe una clara sospecha de que existió por parte de jueces de condena, un trato anormal hacia el Coronel Delme, quien recibió como destino final el camposanto.
Por todo lo expuesto, expresamente solicito se me autorice a extraer fotocopias simples de la totalidad de las constancias médicas -legajo de salud, tanto judicial, como penitenciario (SPF y SPPPBA)-, y de todo incidente de solicitud de prisión domiciliaria existente y sus resoluciones, si las hubiere. Ello, a mi exclusiva costa y cargo.
Proveer de conformidad, es justo.-

 

Desazón y bronca

craneos
“La corrupción de la justicia tiene dos causas:
la falsa prudencia del sabio y la violencia del poderoso”.
​Santo Tomás de Aquino

La muerte del Preso Político Nro 400, Señor Coronel (R) D Hugo Delmé, asesinado en el marco del Plan Sistemático y Criminal de Exterminio de un sector de la población, diseñado por la corporación política (de la que también forma parte la alianza Cambiemos) y ejecutado por la judicial, me dejado una mezcla de desazón y bronca y la necesidad de escribir estas líneas.

A esta altura de los hechos, sinceramente harta la ingratitud y la hipocresía de la masa de los integrantes de la sociedad argentina.

A diario escuchamos palabras y expresiones que, hasta el 25 de Mayo de 2003, no existían en el vocabulario de la gran mayoría de aquéllos que tienen acceso a los medios de comunicación: “genocidas”, “represores”, “delitos de lesa humanidad”, etc.

El oportunismo de muchos causa escalofríos.

A diario escuchamos o leemos relatos que hacen referencia a la “teoría de los dos demonios” y, ante ello, no son pocos los que se rasgan las vestiduras con expresiones rimbombantes y políticamente correctas y, haciendo gala de un inaceptable reduccionismo, descargan las responsabilidades de la tragedia argentina de los ’70, exclusivamente, en aquéllos que quisieron imponer en nuestro país un régimen totalitario de signo comunista, sea castro-guevarista, colombiano, venezolano, socialista, vietnamita, chinoista, soviético, camboyano o como quieran denominarlo, o en quienes, ante el clamor popular, tuvimos la responsabilidad de impedirlo.

Los otros demonios (políticos, jueces, sindicalistas, docentes, periodistas y medios de comunicación, intelectuales, empresarios, religiosos de todos los credos y el resto de una sociedad anestesiada, adormecida e indiferente) que apoyaron, tanto a terroristas, como a quienes los combatimos –sea por convicción, oportunismo o cobardía– hoy, sin ningún tipo de pudor, reivindican a quienes atacaron a la Nación y condenan a los que, con sus aciertos y errores, nos dieron la libertad que hoy gozamos, evitándonos, entre otras cosas, los padecimientos de los pueblos citados en el párrafo anterior.

Triste país aquel que aplaude a quienes lo atacaron y encarcela a sus libertadores.- Más triste aún es cuando los derrotados de ayer y sus apologistas, masivamente ocupan espacios en los medios de comunicación desde los cuales se encargan de tergiversar u ocultar escandalosamente la verdad, cacareando su supuesta lucha por encontrarla.

Según Luis Alberto Romero, en su excelente artículo titulado “El discurso intolerante de los organismos de derechos humanos”, publicado en La Nación del 20 de Abril de 2017, plantea que “el 24 de Marzo de 2001, el reclamo de justicia que se escuchó en la Plaza de Mayo ya sonaba a revancha y a venganza”.

Si ésto era así, habrá que preguntarles a periodistas e intelectuales por qué no escatimaron los baldazos de nafta que lanzaron sobre un incendio que ya comenzaba a descontrolarse y por qué lo siguen haciendo hasta nuestros días. ¿O acaso continuarán con su política del “yo no fui “?

Desde la recuperación del sistema democrático (muy poco republicano, para nada representativo y escasamente federal) el 10 de diciembre de 1983, lo único que hizo bien la corporación política fue alentar la venganza y el odio contra sus FFAA, de Seguridad y Policiales, que habían evitado que nuestro país cayera en manos del comunismo.

Hoy escuchamos y leemos a diario que se responsabiliza al kirchnerismo de la reivindicación del odio y de la “grieta”.

¿Y los gobiernos anteriores qué?

¿O acaso Alfonsín dudó algún instante en alentar la destrucción del Estado de Derecho para consumar la venganza largamente anhelada desde la derrota militar de las organizaciones terroristas, impulsando el llamado “Juicio a las Juntas”, del que se enorgullecen, a pesar de haber arrasado, entre muchas otras normas jurídicas, con el Art. 18 de nuestra vapuleada Constitución Nacional?

¿O acaso Menem titubeó a la hora de pactar un indulto con los terroristas (balanceándolo al incluir también a quienes habían sido condenados en el Juicio mencionado anteriormente) o de indemnizarlos, dejando fuera de toda compensación a sus víctimas?

¿O acaso de la Rúa, tuvo algún prurito en dejar en libertad a los terroristas del MTP que atacaron el cuartel de La Tablada, mientras sentaba en el banquillo de los acusados a las FFAA, en los cínicamente llamados “Juicios de la Verdad”?

¿Y de quiénes viven fogoneando el odio y la revancha, qué?

¿O acaso no leemos y escuchamos diariamente cómo se los alientan desde distintos medios y tribunas?

Insisto con el periodismo. Romero, en su artículo precitado, expresa que “los organismos de derechos humanos ejercen una verdadera dictadura verbal. Nada más tentador para un grupo humano que administrar esa dictadura de la palabra. Mejor definición no puede existir para el “grupo humano” denominado periodismo.

La venganza y el odio no han sido, ni son patrimonio del kirchnerismo.- Algún día, los otros demonios, entre ellos, los medios de comunicación y los periodistas y los intelectuales, deberán hacerse cargo de sus responsabilidades respecto de la difusión del “relato” que ha mantenido abiertas nuestras heridas del pasado.

El 24 de Marzo del corriente, durante los actos que se llevaron a cabo en la Plaza de Mayo, se leyó un documento que reivindicó el accionar de las organizaciones terroristas contra la Nación y el pueblo argentino, el que contó con la aprobación de reconocidas personalidades de organismos que dicen defender los derechos humanos.- Entre ellos Estela Carlotto y Taty Almeyda (quién aplaudió vehemente cada palabra reivindicatoria).- En esos actos también se incitó al derrocamiento del actual gobierno para ser reemplazado por quienes fueron derrotados en las elecciones de 2015.

Ante semejante apología de la violencia e incitación a la sedición, la cobarde sociedad argentina, desesperadamente convocó a una concentración para el 1ro. de Abril próximo pasado para defender a este gobierno y ahora está alentando otra para Mayo.

Obviamente que no quisiera que, en democracia, se ejecute el tercer golpe de Estado civil (para quienes no lo recuerden, los dos primeros fueron contra Alfonsín y a De la Rúa), pero no creo que debamos participar de esas convocatorias.- Que marchen los que buscan algún beneficio o conveniencia o, simplemente, los que comulguen con todo lo que ha hecho el gobierno hasta ahora.

Relacionado con ésto voy a hacer unas reflexiones:

El apoyo al gobierno se lo dimos con nuestros votos.

Un gobierno que tiene miedo de hacer lo que debe, no creo que merezca ser apoyado por nadie, dado que:

Ha permitido que la inseguridad y el narcotráfico sigan su curso y los delincuentes y los piqueteros sigan siendo los dueños de la calle.

Alienta y financia a organizaciones revolucionarias disfrazadas de “sociales”, como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, el Movimiento Evita y la Corriente Clasista Combativa conducidas por reconocidos terroristas como Emilio Pérsico, Carlos Aznares, Juan Grabois, Roberto Cirilo Perdía y Eduardo Soares, quienes deberían estar en la cárcel por sus crímenes y, sin embargo, gozan de la veneración de los políticos.- A estas organizaciones el gobierno les va a entregar la nada despreciable suma de $ 30.000.000.000 (treinta mil millones de pesos) — que no van a ir a salud, educación y seguridad– para que puedan invertirlos en agitación y violencia.

No ha evidenciado preocupación alguna por encontrar soluciones de fondo a la pobreza y la indigencia, al hambre y la desnutrición y al desempleo, demostrando gran insensibilidad social y mucho populismo paquete.

Ha dado continuidad a los procesos de destrucción de la educación, desmantelamiento del Sistema de Defensa y de desmalvinización.. La mejor prueba de esto último está dada por la financiación del viaje de quienes profanaron las tumbas de nuestros 237 héroes sepultados en el Cementerio de Darwin, Isla Soledad, Islas Malvinas: Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Eduardo Alonso y otros de similar catadura, agraviando de esta forma, no sólo a la Gesta, sino también a la inmensa mayoría de los familiares de los caídos y a los propios Veteranos de Guerra.

No ha cumplido su promesa de poner fin al “curro” de los derechos humanos, manteniendo la persecución a los miembros de las FFAA, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles por su participación en la guerra contrarrevolucionaria que ha permitido que, hasta hoy, los argentinos pudiéramos vivir en libertad. Tenemos más de 2000 hombres presos políticos por combatir por la Patria y 400 ya fueron asesinados (casi 60 de ellos lo fueron durante este gobierno) y su política de “cambio” no cambió nada y, a estos políticos, poco les ha importado, o bien han acompañado, el proceso de persecución.

Simultáneamente con ello arroja flores al Río de la Plata como tributo a los terroristas que ensangrentaron nuestra Patria; es querellante en los denominados “juicios de lesa humanidad” (verdaderos juicios populares en que los que se viola cuanta norma jurídica exista, con tal de consumar la venganza ); conmemora con una estampilla, los 50 años de la muerte de uno de los mayores carniceros latinoamericanos, el Che Guevara; le rinde homenaje, y nada menos que en la Biblioteca Nacional, al terrorista montonero Rodolfo Walsh, responsable entre otras fechorías, del atentado perpetrado contra la Superintendencia de Seguridad Federal (que dejó un saldo de 22 muertos y 64 mutilados) y exonera a un grupo de maestras y la directora de la Escuela N° 8 Carlos Della Penna, de La Boca, por exhibir en el acto por el Día de la Memoria (sesgada) un video que muestra la otra parte de la verdad de los ’70, mientras guarda ominoso silencio ante las parodias de fusilamientos escenificados por niños de escuela primaria en La Cumbre, lo que nos pone ante una realidad que debería preocuparnos mucho más. EL ODIO, LA MENTIRA Y LA VENGANZA han calado hondo en nuestro pueblo, dejando de ser, como ya dijera, sólo responsabilidad del kirchnerismo. Todo muy triste y alarmante, al mismo tiempo.

El Cnl Hugo José Delme, hubiera cumplido por estos días 81 años.- Fue una víctima más del perverso sistema político-judicial y penitenciario, por cuanto una persona de esta edad no debía estar privado de su libertad en un penal, impedido de toda posibilidad de acceso rápido a un sistema de salud que lo hubiera contenido.

Lo más triste aún es que “los otros demonios” se sigan haciendo los distraídos ante estas perversidades.- Ya han sido asesinados 400 presos políticos en el marco del Plan Sistemático y Criminal de Exterminio de un sector de la población, crímenes que constituyen verdaderos delitos de lesa humanidad, por cuanto el “Estatuto de Roma” (que a los uniformados se les aplica en forma retroactiva), para los jueces, fiscales y el resto de los integrantes de los tribunales prevaricadores (hoy convertidos en peligrosas asociaciones ilícitas) y demás responsables de estos delitos, está absolutamente vigente.

¡¡Qué triste, e ingrato al mismo tiempo, que estemos presos por haberle evitado a nuestro país los padecimientos de los pueblos que han sufrido y sufren regímenes totalitarios comunistas!!

¿Qué creen, los políticos, jueces, sindicalistas, docentes, periodistas, intelectuales, empresarios, religiosos de todos los credos y el resto de la sociedad, que hubiera sucedido con ellos si el proyecto socialista del ERP/MTP o Montoneros hubieran tenido éxito?

Yo les respondo:

Seguramente algunos habrían sido miembros de Comité Central del régimen totalitario instalado;

Muchos otros hubiéramos sido fusilados;

Otros eternamente hubieran sido privados de su libertad en cárceles horrorosas (de los cuales, con el correr de los días, algunos también hubiesen sido fusilados);

Otros habrían terminado en granjas colectivas (¡¡¡qué colegio Newman, ni diarios La Nación, Perfil o Clarín; ni Bridas, ni Arcor, ni SOCMA; ni PRO, ni PJ, ni UCR, ni Coalición Cívica; qué Comisión Episcopal, ni obispados, ni arzobispados, ni sinagogas o mezquitas, ni ocho cuartos!!!) y sus hijas prostituidas para poder sobrevivir;

TODOS estarían haciendo largas colas en los depósitos para recibir las migajas del régimen, para poder alimentarse;

Y ABSOLUTAMENTE TODOS, HABRÍAN PERDIDO SU LIBERTAD, la libertad que quienes están presos, les aseguraron hasta estos días, libertad que se les ha conculcado a los libertadores.

Si éstos no hubieran impedido que las organizaciones terroristas se hicieran del poder, ¿alguien puede creer que Bergoglio sería Papa o Poli arzobispo o Arancedo presidente de la CEA; o Bulgheroni, Roggio, Macri, Pérez Companc, Born, Pagani o Balquier, hubieran sido exitosos empresarios; o Mitre, Magnetto o Fontevecchia, tendrían los medios de comunicación que hoy utilizan para perseguirlos y para fomentar los odios; o muchos de los que integran o integraron las corporaciones política y judicial, la docencia, etc., hubieran llegado a lo que llegaron?.- La lista sería larguísima y no quiero aburrirlos, pero lo del Coronel Delmé me ha agotado la paciencia.

Ahora nos consternamos con los atentados que sufren los pueblos de Europa.- Se vierten litros de tinta y horas de emisión, donde periodistas, políticos e intelectuales se solidarizan ante los estragos que producen los terroristas islámicos.- Ahora pregunto, ¿tan desmemoriados están que no recuerdan lo que sucedió en la Argentina durante los años ’60, ’70 y ’80?

Sólo por mencionar unos pocos crímenes de la locura del terrorismo en Argentina, ¿no se acuerdan de los asesinatos del General Aramburu, del Capitán Viola y su hijita de 5 años, del empresario Oberdan Sallustro, de Paula Lambruchini, de 15 años de edad, del hijo de Clotildo Barrios, de sólo 3; de los Coroneles Larrabure, Ibarzábal y Gay y su señora, del Capitán Cativa Tolosa, y de tantos otros, que con su sangre derramada, nos aseguraron esta Argentina libre?.- ¿No se acuerdan del atentado contra la Superintendencia de Seguridad Federal y de los ataques a los cuarteles de Monte Chingolo, Formosa y La Tablada, con sus saldos de muerte y destrucción?

Pasaron los años y toda esa tragedia deliberadamente desapareció de los medios de comunicación para dejar paso a los dos “únicos” atentados terroristas perpetrados contra la sociedad argentina: los de la Embajada de Israel y la AMIA?

Si los periodistas pretenden hacer un “periodismo de calidad”, como José Crettaz expresa en su artículo titulado “El periodismo argentino y la urgencia por dejar de hacer lo mismo de siempre”, publicado en La Nación del 15 de Abril de 2017, lo primero que deberán hacer es dejar de mentir, por cuanto ocultar o tergiversar la verdad, es la forma más repugnante y cobarde de hacerlo, cosa que, por lo reiterada, ya se constituye en una metodología aceptada para engañar a la opinión pública.

Ejemplo de esto lo evidencia Reymundo Roberts, en su artículo “Maldita sea, otra vez los carapintadas”, publicado en La Nación, también el 15 de Abril del corriente, en el que miente al decir que el alzamiento de Rico de Semana Santa le “arrancó” a Alfonsín “un par de leyes”, cuando todo el mundo sabe (y el periodista también) que la ley conocida como de “punto final” fue anterior al asonada militar, siendo promulgada por el entonces presidente –habiendo contado, para ello, con el apoyo de la mayoría de los legisladores nacionales– debido a que había tomado conciencia del desastre cometido al impulsar los juicios a los militares por haber liberado al país y a su pueblo del flagelo del terrorismo, que dieron comienzo a la destrucción del Estado de Derecho en nuestro país.

A diario se publican artículos que hacen referencia a hechos protagonizados por militares, mientras sistemáticamente se silencian otros de similar o mayor importancia, como por ejemplo el atentado del 15 de abril de 1953, en el acto de Plaza de Mayo de la C.G.T. (en el que fueron asesinadas 6 personas y otras 90 sufrieron gravísimas mutilaciones) o el ataque a los cuarteles de La Tablada, perpetrado por el Movimiento Todos por la Patria (MTP), en el que murieron 9 miembros del Ejército Argentino (entre ellos 4 Soldados Conscriptos), dos integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y 29 terroristas.

Lo sugestivo es que, como en los hechos criminales mencionados precedentemente, las pocas veces que los periodistas “recuerdan” la otra parte de la historia de los ’70, solamente se refieran a los que tuvieron como protagonistas a los Montoneros, por sus vínculos con el peronismo, haciendo “desaparecer” de los medios de comunicación las acciones criminales perpetradas por el ERP/MTP, con claros lazos con la Unión Cívica Radical, lo que también es parte de la metodología desinformadora adoptada por el periodismo.

¡¡¡Por Dios, cuánto cinismo e hipocresía!!!

Por todo lo expresado, he llegado a la triste conclusión que, por su indiferencia e ingratitud, esta sociedad no se merece una sola gota de la sangre derramada para conquistar la libertad que hoy disfrutamos; no se merece una sola lágrima de los familiares y amigos de aquellos que dieron su vida en su defensa; no se merece un solo segundo de la angustia de aquellos que hoy padecen ilegal, ilegítima e injusta privación de libertad y, mucho menos, de las de sus seres queridos.

Que Dios y la Virgen nos iluminen y protejan.

Emilio Guillermo Nani
Teniente Coronel (R)​ ​Veterano de Guerra

Comunicado de los Presos Políticos de la U-34 de Campo de Mayo

DELME-JOSE
Comunicado de los Presos Políticos recluidos en la U-34 de Campo de Mayo ante el reciente fallecimiento del Coronel Hugo Jorge DELMÉ.

 
¿ Cuándo termina el curro de los DDHH, Sr. Presidente ?

Ponemos en conocimiento que el día 13 de Abril a las 20 hs murió el coronel D. HUGO DELME en su Celda N 8 – Pabellón “C” del Instituto Penal Federal UP – 34 Campo de Mayo , sin recibir la atención médica adecuada.

Este es el Preso Político muerto número 400 desde el inicio de los juicios de “lesa humanidad” y el muerto numero 59 durante la gestión Macri.

El Cnl Delmé tenía más de 80 años y sufría de una severa afección cardiológica que lo llevó a la muerte y reiteradamente 4 veces le fue denegada la Prisión Domiciliaria la cual debe darse al cumplir los 70 años.

Murió en su celda con un Rosario en la mano.

No tuvo acceso al derecho espiritual de recibir la Extremaunción y morir en paz.

Los responsables de la muerte son los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca y los integrantes de la Cámara de Casación Sala 2.

Dr. (prevaricador) JORGE FERRO – Juez de Cámara.
Dr. (prevaricador) JOSE MARIO TRIPPUTI – Juez de Cámara.
Dr. (prevaricador) MARTIN BAVA – Juez de Cámara.
Dr. (prevaricador) ABEL CORDOBA – Fiscal Federal (Causa Bayón)
Dr. (prevaricador) PABEZATTI – Fiscal Federal (Causa Gonzalez Chipont).
Dr. (prevaricador) NEBIA – Fiscal Federal (Causa González Chipont).
Dra. (prevaricadora) ÁNGELA LEDESMA – Sala 2 – Jueza de Cámara de Casación.
Dr. (prevaricador) PEDRO DAVID – Sala 2 . Juez de Cámara de Casación.
Dr.(prevaricador) ALEJANDRO SLOKAR – Sala 2 – Juez de Cámara de Casación.

La muerte del Coronel Delmé es el preludio de lo que seguirá ocurriendo con Presos Políticos gravemente afectados en su salud, mayores y menores de 70 años, por ausencia total de asistencia médica.

Los Jueces serán acusados penalmente por tormentos.

Los responsables directos por la muerte de hombres que han salvado la Nación de la locura ideológica de los años 70 son :

Jueces y Fiscales que llevan las causas
Ministerio de Justicia y DDHH
El Ejército Argentino que ha permitido la prisión de sus soldados a los que ayer ordenó combatir.
El Gobierno Nacional.

Si la justicia (por corrupta camporista y montonera), si las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales y Penitenciarias no defienden a sus Integrantes; la sociedad debe hacerlo en la forma que le sea posible, ya que estos hombres son los responsables de que hoy Argentina sea un país libre.

Es una falacia lo expresado por el Presidente de la Nación cuando dice que el problema de los Presos Políticos lo debe resolver la justicia.

Estos Jueces son los cómplices ideológicos del gobierno montonero de los Kirchner. Jamás lo resolverán porque está demostrado que han cumplido y siguen cumpliendo órdenes de Cristina Kirchner.

El pueblo argentino se arrepentirá de no defender a quienes ayer los defendió a costa de su sangre.

En las próximas amenazas no habrá FFAA para defenderlo y seremos Cuba o Venezuela.

El gobierno del Presidente Macri debe evitar que se haga justicia por mano propia, disponiendo la inmediata solución de las detenciones y juicios a los Presos Políticos.

——————-

Objetivos a lograr

TRASLADOS

Para que mejore en forma urgente la metodología que se emplea para trasladar a los Presos Políticos que deben recibir atención extramuros.

El tipo de enfermedades y la edad de los pacientes se transforman motivan que los eventuales traslados sean algo mortificante, teniendo que salir a las 02.30 horas de la madrugada, debiendo permanecer en la caja del camión hasta la llegada al lugar de atención y regresando en horas de la tarde.

ATENCIÓN MEDICA

Se instrumente un claro sistema de atención médica y pedido de turnos, evitando dilaciones en la consecución de los tratamientos.

COMUNICACIONES

Hay un inadecuado funcionamiento de los teléfonos. Se efectuaron las quejas pertinentes desde el primer día en que se llegó al Penal, No se solucionó ni se cumplió con la promesa inicial de disponer de teléfonos.

CESE DE MEDIADAS ARBITRARIAS DE PARTE DEL DIRECTOR DEL PENAL DE LA UP 34.

 

Santa Fe: Otorgaron prisión domiciliaria al Prisionero Político que le escribió a Macri

foto0_1_253003_1

El tribunal oral de Santa Fe otorgó esta semana el arresto domiciliario a un prisionero político por la muerte de cuatro terroristas montoneros en 1977.

El ex Sargento del Ejército Jorge Alberto Balla fue detenido en octubre de 2015 junto a otros ocho perseguidos por la justicia montonera: el Militar Luis Alfredo Gómez y siete Policías de la provincia, pero era el único que se alojaba en la cárcel de Las Flores.

El tribunal habilitó la salida de Balla por consejo de una junta médica que evaluó su estado de salud, dictaminó un cuadro de alto riesgo y le recomendó un tratamiento psiquiátrico.

El fiscal Martín Suárez Faisal no planteó objeciones, aunque solicitó la “vigilancia electrónica” del autor de la misiva, a quien la cámara federal de Rosario y luego la cámara de casación penal ya le habían rechazado el pedido de excarcelación por riesgo de fuga.

Antes y después de conceder la libertad domiciliaria a Balla, dos vocales del tribunal se inhibieron de intervenir en el juicio.

El juez José María Escobar Cello se apartó el mismo día que sus colegas María Ivón Vella y Luciano Lauría resolvieron el incidente, pero luego lo siguió la doctora Vella, según revelaron fuentes seguras.

Uno de los Policías supuestamente investigados por los defensores de los terroristas es Mario Daniel Aquino, que operaba en el Comando Radioeléctrico y luego pasó al escalafón de la Justicia Federal. Lo dijo el mismo Aquino en la indagatoria: “En el Comando estuve hasta el año 1980, luego vine a prestar funciones en el Juzgado Federal como chofer del Juez Miguel Angel Quirelli”.

El juez Reinaldo Rodríguez elevó la causa a juicio oral en noviembre del año pasado, por lo que ahora -ante la inhibición de Escobar Cello y Vella-, el tribunal deberá integrarse con jueces de Rosario o Paraná.

Además de Balla, Gómez y Aquino están siendo imputados por los defensores de los terroristas otros seis Policías del Comando Radioeléctrico: Rodolfo Reible, Carlos Albornoz, José Martellini, Ricardo Brunel, Rolando Martínez y Abel Romero, que serán sometidos a una parodia de juicio posiblemente el año que viene. La acusación es por el “homicidio calificado” de terroristas montoneros.

La junta que evaluó el estado de salud de Balla se integró con tres médicos: Mabel Padró (por el tribunal), la psiquiatra Gabriela De Paoli (por el Ministerio Público) y su colega Hugo Provera (por la defensa). El resultado del dictamen advirtió sobre un cuadro de alto riesgo y recomendó que el prisionero político cumpla su detención en su domicilio particular ya que es un ambiente propicio que puede favorecer la mejor evolución del paciente y sugirió un tratamiento psiquiátrico, en el que el especialista tratante presente informes mensuales sobre el caso y se realice una nueva junta médica en seis meses.

El fiscal Suárez Faisal no planteó objeciones a que Balla regrese a su casa, pero solicitó al tribunal que garantice el tratamiento psiquiátrico de éste y lo incluya en el Programa de Asistencia de Personas bajo Vigilancia Electrónica del ministerio de justicia y derechos humanos de la Nación.

El tribunal otorgó entonces el arresto morigerado a Balla bajo la condición de no ausentarse de su domicilio sin causa justificada o autorización previa y ordenó incorporarlo al Programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica y convocó a una nueva junta en seis meses de concedido este beneficio, es decir en octubre de 2017.

La carta de Balla al Presidente

Ituzaingó

Santa Fe,  enero de 2017

Señor
Presidente de la República Argentina
Ingeniero Mauricio Macri:

Me dirijo al Señor Presidente para informarle de una injusta privación de la libertad por más de 15 meses en la Unidad Penitenciaria Provincial Nº 2 de Las Flores, en la ciudad de Santa Fe, por la causa Nº 6806/14 del juzgado Federal Nº 1 de la ciudad de Santa Fe, por un enfrentamiento con cuatro integrantes de la banda Montoneros ocurrido el 19 de enero de 1977 en las calles Ituzaingó y Las Heras de esta ciudad.

Fundamento mi injusta detención porque:

  • Hace 40 años atrás tenía el grado de sargento del Ejército Argentino, con 25 años y me encontraba destinado en el Comando de Artillería 121 en la ciudad de Santa Fe.
  • El día 19 de enero del año 1977 recibí la orden de dirigirme a un edificio situado en las calles Ituzaingó y las Heras, junto con fuerzas policiales provinciales, federales y otras fuerzas de seguridad, porque allí se había detectado a la cúpula regional de la banda Montoneros.
  • En el enfrentamiento, previa intimación y aviso para que se entreguen, mueren 5 personas de las cuales cuatro son terroristas y, la restante, es una vecina ajena a los hechos.
  • El Juez me imputa y procesa por “homicidio agravado por el concurso de dos o más personas”.
  • En esa época me regía por el Código de Justicia Militar, Jueces militares, consejos de guerra, Jueces de instrucción militares, es decir “mis jueces naturales”; y si no cumplía las órdenes me condenaban, pues eran delitos por cobardía frente al enemigo, insubordinación, desobediencia, traición, etcétera, vigentes en aquella época.
  • Cómo prueba de que fue un enfrentamiento recibí un impacto de bala en el casco que me hizo perder el equilibrio y conocimiento, está todo documentado por el médico y testigos presenciales durante el enfrentamiento.
  • Según declaraciones de soldados de entonces, declararon “que fue una guerra”, “que duró tres o cuatro horas”, “tiraban granadas caseras, como latitas de cerveza”,
  • Los diarios de la zona, como El Litoral, reflejaron la violencia del enfrentamiento y las armas secuestradas que disponían los integrantes de esta banda armada. Se agrega copia (en el original al Presidente).
  • Adjunto una nota periodística del periodista Rogelio Alaniz, del diario El Litoral, diario La Nación, Radio Universidad Nacional del Litoral, que en el 2003 expresa claramente que fue un enfrentamiento y que no había nada que reprochar (en el original al Presidente).
  • Además, en mi procesamiento, en el “contexto histórico”, el juez Reinaldo Rodríguez nombra secuestros, torturas, interrogatorios con tormentos, lugares de detención clandestinos, etc., todo desmentido por los mismos soldados que declararon en la causa, que nunca vieron ni supieron de nada de lo nombrado por el juez en el Comando de Artillería 121.
  • También dice el Juez que “no se hicieron actuaciones”, sin embargo, está en el expediente que sí se hicieron actuaciones por el enfrentamiento según la ley Nº 20840, por la Policía Federal por homicidio y, además, hay dictámenes del médico policial, el doctor Busaniche, de la morgue y del hospital Piloto (hoy Cullen), donde quedó registrado el ingreso de muertos que se produjeron en el enfrentamiento.
  • Considero que no es mi responsabilidad comprobar hoy, a cuarenta años del hecho si se hicieron o no las actuaciones judiciales, ni tampoco era mi función entonces.
  • He cumplido con el decreto nacional Nº 2772 de octubre de 1975: “ejecutar las operaciones militares y de seguridad… aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país”; es decir, actúe con una organización militar, con un comando, de día, de uniforme, con soldados y con el código militar en vigencia.
  • Además, el artículo 18 de nuestra Constitución Nacional dice que “nadie puede ser condenado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho”; a mí me quieren aplicar una ley de treinta años después. El mismo artículo dice que tampoco se puede sacar de los jueces designados por ley antes del hecho de la causa, que en nuestro caso eran los jueces militares.

Pedido al Señor Presidente:

Le solicito que se revea esta injusticia ya que solo cumplí con mi deber de integrar una fracción del Ejército Argentino para defender a la Nación de una amenaza, según el decreto Nº 2772, de un gobierno constitucional y vigente en 1977.

Saludo a Ud. atte.

Sargento del Ejército Jorge Alberto Balla

 

Fallecimiento del Coronel Hugo José Delmé – Cronología oficial de los Hechos

Tal como se informó y es ya de público conocimiento, el Coronel (R) Hugo José DELMÉ de 80 años de edad, falleció el día 13 de Abril del corriente a las 20 horas, en la Celda Nro. 8 – Pabellón “C” del Instituto Penal Federal UP – 34 de Campo de Mayo. Llevaba más de 10 años soportando la injusta, inconstitucional, ilegítima y arbitraria privación de su libertad, por una denominada “causa de lesa humanidad”.

Como siempre se expresa, dentro de este proceso de persecución, venganza y exterminio se continúan repitiendo en forma sistemática infinidad de irregularidades jurídicas, instrumentadas en el ámbito de una justicia prevaricadora.

Pese a su muy avanzada edad y los gravísimos problemas de salud por los que atravesaba, no recibía la adecuada atención médica que su estado exigía, mientras que también se le negaba metódicamente la posibilidad de tener acceso a la Prisión Domiciliaria.

Los responsables de su muerte son los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca y los integrantes de la Cámara de Casación – Sala 2.

Se emitirá al respecto y próximamente, una Comunicación Oficial de los Presos Políticos alojados en la U-34.

Se agrega la Cronología de los Hechos (exacta y oficial) que motivan este Mensaje

unnamed

unnamed (1)

Coronel (R) Guillermo César Viola
Unión de Promociones

 

LA CÁMARA DE CASACIÓN BENEFICIÓ CON DETENCIÓN DOMICILIARIA A ALSINA

alsina gustavo adolfoLa sala I de Casación autorizó que Gustavo Alsina deje la cárcel, porque el Servicio Penitenciario no cuenta con autos o remises para llevarlo al médico o la casa de su madre. Para los “peritos”, podía seguir en prisión.

Afortunadamente, la perpetua pronunciada por el tribunal oral federal N°1 presidido por Jaime Díaz Gavier, en diciembre de 2010, y que debió padecer hasta hace pocas semanas, fue remediada en parte, cuando lo autorizaron a mudarse desde el penal de Marcos Paz hasta su casa en barrio Olivos del Partido de Vicente López en provincia de Buenos Aires. Lo cuestionable es que los medios adictos al trapo rojo estén difundiendo su domicilio particular con exactitud, con la evidente intención de convocar a la jauría salvaje a realizar sus ya conocidas demostraciones de barbarie a las que llaman “escraches”.

La domiciliaria fue decidida por dos de los tres jueces de la sala primera de la cámara federal de casación penal: Liliana Elena Catucci y Eduardo Rafael Riggi; con el voto en disidencia de Ana María Figueroa.

En una resolución dictada el 8 de marzo, Riggi y Catucci hicieron lugar a los pedidos de Alsina y sus abogados, que habían denunciado de que el Servicio Penitenciario del penal de Marcos Paz no lo trasladó en tiempo y forma a sus visitas médicas, ni a casa de su madre. Alsina padece de hipoacusia, problemas cardiológicos, prostáticos y gastrointestinales, según los informes médicos.

En la resolución de los jueces Catucci y Riggi pesó el hecho de que “no se pueden garantizar los traslados en forma continua, adecuada y oportuna, a raíz de la falta de medios económicos del Servicio Penitenciario e infraestructura para ello (autos, choferes)”. Los jueces consideraron que dicha circunstancia es la razón por la cual Alsina no puede permanecer alojado en ese lugar y lo habilitan a la prisión domiciliaria.

¿Los jueces se están humanizando?

En resumen, si el servicio Penitenciario Federal no tiene móviles, o no hay choferes, o no puede cumplir con los traslados de los presos políticos enfermos a los centros médicos, aunque sus dolencias no sean de gravedad, deben ir a su casa en custodia de sus familiares. Como Alsina, quien desde el 9 de marzo está bajo la custodia de su esposa.

Según los dos jueces que han aplicado la ley para que los derechos humanos sean iguales para todos, “las condiciones en las que Alsina cumple su detención implican un trato cruel, inhumano, degradante, por los retrasos de traslado del servicio penitenciario hacia sus citas médicas o con su madre”. Además, tomaron en cuenta las quejas del prisionero político, quien a través de su abogado defensor, denunció que una vez lo sacaron de la cama a las 4.50 de la mañana, para asistir a un turno médico en el Hospital Militar, programado para las 10 hrs y regresó al penal a las 21 hrs. También manifestaron que la esposa de Alsina, se encuentra padeciendo un fuerte estado depresivo, producido por la situación de estrés fruto del proceso que su marido viene soportando desde hace más de nueve años.

 

La continua odisea de los presos por la guerra antisubversiva de los 70

derechos-humanos-asesinos-3
Domingo 5/3/17: el Servicio Penitenciario les informa a los 2 presos que el lunes 6 a las 5 hs los trasladarían a tribunales para una audiencia ante el Trib. Oral 1.

Sorpresivamente a las 04.10, les informan que el móvil ya se encontraba en el Complejo

Llegan a Comodoro Py a las 05.50 hs., y son alojados en la celda para los procesados por Lesa Humanidad.

Pese a que la audiencia era a las 09.00 hs. de ese día, se los lleva a la sala de audiencias recién a las 11.30 hs.. Un “error horario”, les dicen. Van 6 horas!

Pero al rato les dicen que debido a un cuadro “hipertensivo” del señor Fiscal Dr. Oubiñas, no se haría la audiencia.

Cerca de las 12.00 hs. (¡van 8 horas!), regresan a la celda para procesados por Lesa Humanidad a esperar los lleven a la cárcel. La celda de espera es así

1. 2.50 mts. x 3 mts;
2. En la parte posterior y separado por un pequeño muro una “letrina”;
3. No hay agua potable ni siquiera para poder higienizarse;
4. Luz artificial las 24 hs.;
5. Sin aireación natural;
6. Pequeños ventanales que permiten determinar si es de día o de noche;
7. Una especie de “camastro”, para poder sentarse hecho de hormigón;
8. Casi todas las paredes manchadas con inscripciones con signos evidentes de haber sido ocupada por presos comunes;
9. Y otros detalles que no es necesario precisar.

Siendo las 18.20 hs. (¡van 14 horas!) continúan allí encerrados, presentando ambos sendos cuadros de indisposición (uno con 165 de hiperglucemia en sangre, y el otro con sangrado nasal con posible cuadro de hipertensión), motivo por el cual se solicita una entrevista con el Jefe de turno, y a éste, atención médica.
Respuesta: no hay allí profesional médico ni enfermero, por lo que lo piden.

Una hora después, 19.30, llega el médico que corrobora el cuadro de de uno mientras que el el sangrado nasal del otro pudo haber sido ser producto de un “pico” de alta presión diagnosticando que ambos cuadros pudieron ser producidos por un cuadro de “stress”.

Se labra un acta firmada por ambos, sin darles copia.

Permanecen así hasta las 01.50 AM del día martes 07 (¡van 21 horas!), cuando un móvil de Traslados los busca y los lleva a la Unidad carcelaria arribando a las 02.30 AM horas, es decir 22 horas después de la partida.* ¡Van 23.30 horas!

Los señores jueces del tribunal que los han hecho venir saben perfectamente cómo son las idas y vueltas de estos hombres de edad avanzada, saben dónde los alojan y cuánto esperan en condiciones infrahumanas.

Estos magistrados se vuelven contentos a sus casas después de suspender la audiencia sin preocuparse más por nada y con la satisfacción del deber de justicia cumplido.

 

La venganza terrorista llega al bolsillo de las familias de los presos politicos

anses-logo
A pedido de la unidad fiscal para la investigación de delitos relativos a la Seguridad Social (Ufises), la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) comenzó los trámites para dar de baja las jubilaciones de privilegio que percibían ex funcionarios durante el ultimo gobierno cívico militar.

Se trata de ex funcionarios del Banco Central de la República Argentina y de los Ministerios de Economía, de Justicia, de Educación, y de la Producción, en cumplimiento de las disposiciones dispuestas en la ley N°26.475, según informó el sitio fiscales.gob.ar.

gabriel de vedia
El fiscal federal y coordinador de la UFISES, Gabriel de Vedia, había librado oficios al Ministerio de Trabajo de la Nación solicitándole que en forma urgente ordenara a la ANSES que verificara si los ex funcionarios eran beneficiarios de jubilaciones de privilegio otorgadas en reconocimiento de los cargos ocupados durante el último gobierno cívico-militar y, en su caso, extinguiera dichas prestaciones conforme lo establece la norma y la Circular ANSES GP 17/09.

Para ello, le había enviado los relevamientos efectuados por la unidad fiscal a los efectos de comprobar el cumplimiento de la ley 26.475 y los fundamentos de hecho y de derecho que justifican la procedencia del requerimiento. También había requerido posteriormente que la ANSES –Organismo dependiente del Ministerio de Trabajo de la Nación- cumpliera con las bajas.

La actitud de incumplimiento de la ley generaba que los fondos destinados a cubrir las contingencias sociales de la comunidad se desviaran arbitrariamente para costear las prestaciones previsionales de privilegio de sujetos que no tienen el derecho a acceder a tales beneficios.

“El financiamiento de prestaciones jubilatorias de privilegio en favor de aquellos que la ley expresamente excluye implica una afectación ilegal y arbitraria del fondo solidario”, sostuvo la fiscalía.

Mar del Plata: Conspiran nuevos juicios de lesa

maria angeles ramos

Con la presencia de María Ángeles Ramos, fiscal de la procuraduría de crímenes contra la humanidad y del fiscal coordinador de Distrito, Daniel Adler, se realizó una reunión de trabajo donde se repasaron los once juicios de lesa que llevó adelante la jurisdicción –desde el 2009 a la fecha- y se urdieron los próximos debates orales y públicos que tienen previstos para este año.

daniel adler

En primer lugar, este lunes 10 de abril da inicio el debate por la muerte de Analía Magliaro, y son dos los prisioneros políticos inculpados: Alfredo Manuel Arrillaga y Leandro Edgar Marquiegui.

Sobre mediados de año, tienen previsto desarrollar el segundo tramo del juicio que denominan “Monte Peloni”, por presuntos hechos que habrían ocurrido en la ciudad de Olavarría, con 31 prisioneros políticos y 37 supuestas víctimas.

Antes de fin de año, están confabulando la realización de un “mega juicio” en el que dicen haber unificado tres causas y están urdiendo sumar una causa más, lo que daría como resultado un debate con más de 40 prisioneros políticos ilegalmente detenidos y acusados por la justicia defensora de los terroristas que hoy, después de 40 años sigue sumando presuntas víctimas y que ya alcanza la cifra de 270 personas.

Nicolás Czizik
Del encuentro participaron también los fiscales Nicolás Czizik, Juan Manuel Portela y Pablo Larriera; además de otros representantes del monopolio de los derechos humanos, en este caso representado por la titular de la “oficina local de coordinación para causas por violaciones a los derechos humanos cometidas en el terrorismo de Estado”, Eugenia Montero, con su “equipo de trabajo”; empleados de las fiscalías de instrucción y cámara que trabajan sobre los delitos de lesa humanidad, e integrantes de la procuraduría de crímenes contra la humanidad.

Juan Manuel Portelapablo larriera

Al abrir el encuentro, el polémico fiscal general Daniel Adler dio cuenta del trabajo realizado en la jurisdicción en las causas de lesa y destacó el compromiso asumido para llevar adelante once debates orales y públicos: nueve escenificados en Mar del Plata, uno en Tandil y otro en Olavarría.

eugenia montero

 

El nuevo obispo castrense, a favor de la prisión domiciliaria para prisioneros políticos

obispo santiago olivera
El nuevo obispo castrense designado por el Papa Francisco, Santiago Olivera, se pronunció a favor de que se otorgue la prisión domiciliaria a prisioneros políticos mayores de 70 años condenados en “juicios de lesa”, al tiempo que se pronunció en favor de “una reconciliación mirando hacia adelante y sin justicia selectiva”.

“La prisión domiciliaria no es una puerta cerrada. Si una persona mayor de las Fuerzas Armadas tiene el mismo derecho que otra en su condición, ¿por qué no dárselo?. Por más que se haya equivocado gravemente, tiene ese derecho. Aunque tampoco fueron todos. algunos no se han equivocado gravemente”, agregó.

Y completó: “Los derechos humanos hay que vivirlos para todos. Que la Justicia cumpla su labor, que tiene que ser en todos los tiempos y para todas las personas. No una justicia selectiva, solo para algunos, y más mala para otros. La Justicia no puede ser ni mala ni buena, tiene que ser Justicia“.

Con todo, Olivera -que acaba de regresar del Vaticano, donde se reunió con Francisco-, aclaró que “con el Papa no hablamos de ese tema, pero aquí hay que vivir los derechos humanos para todos, encarnarlos plenamente, sí, pero para unos y otros. Si no vivimos una Justicia para todos, que nos iguale, podemos cometer injusticias”.

En los últimos tiempos crecieron los reclamos de los prisioneros políticos procesados por la justicia ejecutora de la venganza montonera y que han sido condenados en “juicios de lesa” y sus familiares -sobre todo a aquellos que su salud está muy deteriorada- para que se les conceda el beneficio de la prisión domiciliaria y, si bien en algunos casos fue otorgada, en muchos otros no.

En ese sentido, Olivera aseguró que los argentinos “todavía tenemos que hacer un camino”. “Lo hemos vivido el 24 de marzo, cómo en algunas personas había una memoria un poco parcializada, un poco volcada hacia un lado”, se lamentó, en declaraciones a Télam, en referencia a las marchas por el aniversario del golpe de organismos de dd.hh, agrupaciones de izquierda y kirchneristas.

“Sin quitar la gravedad que hemos vivido como país durante el gobierno militar, ese tiempo difícil, también tenemos que mirar para adelante, con reconocimiento de las culpas y el pedido de perdón”, afirmó. Pero advirtió que “la voluntad de querer mirar para adelante y sanar heridas reconociendo esos errores tiene que venir de todos lados”.

Y completó: “Por eso digo que la reconciliación debe ser para todos lados. Nos damos cuenta de que todavía hay mucha herida abierta en el país, y si no hay verdad y no hay reconocimiento de culpas tampoco hay justicia ni paz. Es todo un camino de ayudar a buscar eso el que hay que recorrer”, aseguró de cara a las líneas de acción para los próximos meses.

Olivera reemplaza a monseñor Antonio Basseotto, quien en 2005 fue echado unilateralmente del cargo por el entonces presidente Néstor Kirchner. El argumento que utilizó el ex mandatario fue que -según su interpretación- Baseotto había hecho una “apología de los vuelos de la muerte”.

Baseotto había apelado a la una cita bíblica, referida a que aquellos que escandalicen a los menores más les valdría colgarse una piedra de molino al cuello y echarse al mar, al criticar el reparto de preservativos entre adolescentes dispuesto por el ministerio de Salud para fomentar la promiscuidad de los jóvenes.

En aquel momento, el Vaticano advirtió que con el despido unilateral de Baseotto, sin el acuerdo de la Santa Sede, la libertad religiosa estaba siendo afectada. La situación permaneció irresuelta hasta que hace diez días el Gobierno, en un gesto hacia la Iglesia, aceptó la designación del nuevo obispo castrense.

“Asumiré los primeros días de junio. Estamos coordinando con distintas personas que tienen que estar, de la Iglesia y del Gobierno porque es un momento casi histórico este nuevo inicio”, dijo Olivera La jurisdicción del obispo castrense alcanza a los fieles militares y civiles que pertenecen al Ejército, a la Armada, a la Fuerza Aérea, a la Gendarmería Nacional y a la Prefectura Naval, además del personal de los Ministerios del área.