Ni Memoria, ni Verdad, ni mucho menos Justicia

amnesia-mentira-injusticia
El tribunal oral federal 1 de La Plata rechazó el viernes pasado el pedido de libertad condicional solicitado por el ex Capellán de la Policía Bonaerense Christian Von Wernich, quien en los próximos días cumple 79 años de edad. El fallo consideró que esa ley no puede ser aplicada debido a que durante su vigencia, Von Wernich no estuvo detenido.

fiscales la plata
Los fiscales generales de La Plata, Marcelo Molina y Hernán Schapiro, habían dictaminado que dicho beneficio no correspondía ser aplicado a nueve prisioneros políticos que habían pedido se les concediera la libertad por aplicación del 2×1, entre ellos Von Wernich y el ex Comisario Miguel Etchecolatz.

Por su parte el el juez federal porteño Ariel Lijo rechazó el pedido de la defensa del Coronel (R) Waldo Carmen Roldán (84 añosBatallón 601 de Inteligencia del Ejército), condenado a 23 años de prisión por la justicia corrupta que nos legó el kirchnerismo.

“La razón principal de ese cómputo especial está directamente asociada con el derecho de todo imputado a no permanecer detenido por un tiempo que no resulte razonable y de ser puesto en libertad si su situación no se resuelve en un lapso determinado” argumentó el presidente del TOF 1 de La Plata, Pablo Daniel Vega.

Sin embargo, Vega aclaró que en el caso de Von Wernich “la privación de libertad tuvo lugar mucho tiempo después de derogado el cómputo privilegiado, por lo que no corresponde aplicarla. Al momento de los hechos imputados no hubo detención ni existía tampoco el cómputo privilegiado y las detenciones se concretaron varios años después de la derogación de éste, por imperio de la ley 25.430”.

En su fallo, Vega aclaró además que las resoluciones de la corte suprema de justicia “sólo deciden en el caso concreto” y explicó que si bien “hay un deber moral para los jueces inferiores en conformar sus decisiones ello se funda principalmente en la presunción de verdad y justicia que a sus doctrinas da la sabiduría e integridad de los magistrados que la componen y tiene por objeto evitar recursos inútiles”.

Sin embargo, sostuvo que “esto no quita a los jueces la facultad de apreciar con su criterio propio esas resoluciones y apartarse de ellas, cuando a su juicio no sean conformes a los preceptos claros del derecho, porque ningún tribunal es infalible y no faltan precedentes de que aquellos han vuelto contra resoluciones anteriores en casos análogos. Se trata de no incurrir en el error de identificar la supremacía de la Corte con su infalibilidad, pues sus integrantes no tienen la pretensión de hallarse investidos de un don semejante”.

La defensa de Von Wernich había pedido su libertad condicional teniendo en cuenta que se encuentra detenido desde 11 de julio de 2002, por lo que, a su criterio, el tiempo de encierro preventivo al que fue sometido cumple en exceso el plazo establecido en el artículo 13 del Código Penal.

Von Wernich fue condenado en el 2007 a “reclusión perpetua e inhabilitación perpetua” para ocupar cargos públicos por haber cometido “delitos de lesa” según la justicia benefactora de los terroristas.

La posición de la fiscalía

Los fiscales Molina y Schapiro destacaron la inconstitucionalidad del beneficio del 2×1” en el cómputo de sus condenas por violar la obligación de juzgar y aplicar penas adecuadas en estos casos”, informó el sitio oficial del ministerio público fiscal.

Además de Etchecolatz y Von Wernich fueron rechazados los planteos del ex Director de la Unidad Penal 9 de La Plata, Abel David Dupuy; de dos médicos que actuaron en esa cárcel, Carlos Domingo Jurío y Enrique Corsi; de los civiles de la Inteligencia Castrense Rufino Batalla y Raúl Espinoza; del ex Policía bonaerense Roberto Grillo y de Omar Alonso, quienes habían solicitado que se les aplicara el cómputo del 2×1 como consecuencia del reciente fallo en ese sentido de la Corte Suprema de Justicia que benefició a Luis Muiña.

“El tiempo de la privación de la libertad debe ser computado con arreglo a lo establecido en el artículo 24 del Código Penal, esto es de uno por uno” indicaron los representantes del ministerio público fiscal.

La situación de los Prisioneros Políticos:

Miguel Etchecolatz (88): sentencia unificada a prisión perpetua.

Christian Von Wernich (79): reclusión perpetua.

Abel David Dupuy (77) y Roberto Grillo (67): prisión perpetua.

Carlos Jurio, Enrique Corsi, Rufino Batalla y Raúl Espinoza: trece años de prisión.

Omar Alonso: diez años de prisión.

En los dictámenes presentados ante el tribunal oral en lo criminal federal 1 de La Plata, que ahora deberá resolver, los fiscales coincidieron con el voto disidente del ministro Ricardo Lorenzetti en el caso Muiña y señalaron que el denominado 2×1 no puede ser considerado como ley más benigna.

Entre sus argumentos, los fiscales señalaron que “la ley del 2×1 no tuvo eficacia, en ningún momento, con relación a los ‘delitos de lesa humanidad’ pues, cuando se sancionó, tenían vigencia las leyes de punto final y obediencia debida que excluían su aplicación con respecto a estos delitos”.

Destacaron también que en 1998 las leyes de Punto Final y Obediencia Debida fueron derogadas por el Congreso y “el 2×1 tampoco tuvo aplicación alguna con respecto a los delitos de lesa humanidad pues los que se habían cometido con anterioridad permanecieron excluidos del sistema penal, habida cuenta que esta ley no tuvo carácter retroactivo”.

Frente a todas las peticiones, la fiscalía remarcó que “el beneficio es incompatible con las obligaciones internacionales del Estado en materia de persecución y sanción de graves violaciones de los derechos humanos y de crímenes de lesa humanidad y por lo tanto no puede ser aplicado”.

“No sería admisible una ley que redujera de tal modo las penas impuestas, dado que llevaría a incumplir las reglas internacionales que obligan a establecer penas adecuadas para los delitos de lesa humanidad”, señalaron Molina y Schapiro. Y agregaron que “la aplicación anacrónica de esta ley alteraría de tal modo la respuesta punitiva que se tuvo como justa y adecuada por los tribunales de justicia, que sería materialmente una conmutación de penas prohibida por el derecho internacional”.

Lijo condena a Roldán a morir en prisión

ariel lijoPor su parte el juez federal Ariel Lijo rechazó hoy el planteo de la defensa de Walter Carmen Roldán, condenado a 23 años de prisión, para que se realizara un nuevo cómputo de la pena bajo el beneficio de la ley 2×1. Lijo argumento que “ello no es posible por la expresa prohibición que establece la reciente ‘ley interpretativa’ que sancionó el Congreso de la Nación”.

El titular del juzgado nacional en lo criminal y correccional Federal N° 4 desestimó el planteo de Roldán –quien actualmente tiene 84 años– y manifestó que “debe respetarse el computo de la pena establecido que corresponde que continúe detenido hasta el 11 de julio de 2025”.

Fundamentó su decisión en la nueva ley 27.362, publicada este viernes, que esgrime que a “las conductas delictivas que encuadren en la categoría de delitos de ‘lesa humanidad’, ‘genocidio’ o ‘crímenes de guerra’ no se les puede aplicar la ley del 2×1”.

Por otro lado, sostuvo que “en los casos en los que el delito comienza con la privación ilegítima de la libertad de determinadas personas y se mantiene, mientras se ignore el paradero o destino de la víctima, no se encuentra presente la situación inicial que el propio artículo 2 del Código Penal establece como condición necesaria para la aplicación de la ley más benigna”.

“El delito se cometió previo a la entrada en vigencia de la ley 24.390, pero continuó cometiéndose durante su vigencia, como así también, posteriormente a su derogación y promulgación de la ley 25.430; bajo la existencia de la que se dictó la condena del imputado”, señaló Lijo.

El juez especificó que, en casos como el del Coronel Roldán, “la ley vigente al momento de cometerse el hecho no difiere de la ley existente al momento de la condena”.

“En ‘estos casos’ la ley vigente al momento de comisión del hecho no resulta diferente de aquella existente al momento del dictado de la sentencia, como así tampoco, de alguna intermedia. Por el contrario, la ley vigente al momento de dictarse la condena fue la misma que regía en un tramo de la comisión del hecho juzgado; razón por la que no se encuentra presente la condición necesaria explícitamente estipulada por el artículo 2 del Código Penal”, explicó.

Waldo Carmen Róldan fue condenado en el año 2007 por Lijo, junto a otros siete prisioneros políticos, por las detenciones de los terroristas montoneros Julio César Genoud, Verónica María Cabilla, Angel Carbajal, Lía Mariana Ercilia Guangiroli, Ricardo Marcos Zucker y Silvia Noemí Tolchinsky.

Los cinco primeros, apresados entre el 21 y el 29 de febrero de 1980, eran parte del grupo de exiliados que decidió regresar al país para continuar sembrando el terror como parte de la llamada “Operación Contraofensiva” organizada por los terroristas Montoneros. Tolchinsky era asistente de la conducción nacional montonera, estuvo detenida y logró su libertad gracias a un PCI con quien luego entabló una relación de pareja.

La condena de esos ocho prisioneros políticos fue la primer sentencia que involucró a altos jefes militares después de la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s