Más mentiras: El verso de la domiciliaria para Etchecolatz

etchecolatz1
Las noticias anuncian que “La Cámara Federal de Casación Penal otorgó este viernes arresto domiciliario en una causa al represor Miguel Etchecolatz, Director de Investigaciones de la Policía Bonaerense en la última dictadura militar, quien ya recibió varias condenas por crímenes de lesa humanidad”.

Pero la verdad es que el anciano ex Comisario de 87 años sigue y seguirá en prisión, aquejado de múltiples dolencia propias de su avanzada edad, ya que el mandato del brazo ejecutor de la venganza montonera (que hoy llaman justicia) es que la condena sea a morir en prisión.

Los medios nos siguen mintiendo cuando afirman que “la medida no se hará efectiva de inmediato” y nos cuentan también que “abogados de derechos humanos se oponen al beneficio” y que pese a esa oposición, “en breve Etchecolatz podrá irse a su casa”.

Según informan, el arresto domiciliario le fue concedido por la Sala I de Casación -en votación dividida- en una causa que denominan “Pozo de Banfield”, pero la semana pasada la Sala IV -por dos a uno- rechazó ese “beneficio” por el antecedente del falso testigo desaparecido del kirchnerismo, Julio López.

DGF02040815LOPEZ

Según la defensa, “Etchecolatz tiene 87 años y conforme a las constancias médicas su estado de salud es grave, delicado y progresivo de forma irreversible, que no puede ser tratado adecuadamente en un centro de detención que carece de la infraestructura necesaria para un paciente de la avanzada edad y características del nombrado”.

La defensa oficial añadió que “padece riesgo de muerte súbita, que lo coloca en situación de vulnerabilidad, a diferencia de lo que ocurriría de encontrarse en su domicilio”.

En el fallo, la Cámara hizo lugar al planteo en base a la jurisprudencia fijada por la Corte Suprema hace dos semanas otorgando el arresto domiciliario a un militar prisionero político gravemente enfermo.

“En atención a que (…) cumple con holgura el requisito etario establecido por la ley, a los padecimientos físicos que presenta y a que no advierto que se encuentre acreditado en autos el riesgo procesal de fuga de una persona de 87 años de edad y en las condiciones físicas en las que se encuentra, situación agravada ante el riesgo elevado de descompensaciones agudas que no descartan muerte súbita, informada por el Hospital Penitenciario Central de Ezeiza el 21 del corriente, razones de índole humanitarias me persuaden que en este caso particular corresponde que le sea otorgado el beneficio de la prisión domiciliaria”, dijo la jueza Liliana Catucci.

Eduardo Riggi dijo: “Más allá de que a Miguel Etchecolatz se le atribuye la comisión de un delito de lesa humanidad, cabe resaltar que el análisis jurisdiccional sobre la posibilidad de conceder o denegar la prisión domiciliaria, no puede centrarse exclusivamente en la gravedad del delito reprochado”.
Añadió que “se encuentran acreditados en autos los diversos problemas de salud que Etchecolatz padece y que fueron expuestos por mis distinguidos colegas en las transcripciones de los informes del Cuerpo Médico Forense y del Servicio Penitenciario Federal, a las que me remito en razón de brevedad. En los últimos meses presentó descompensaciones que motivaron su traslado extramuros (para cinco evaluaciones y dos internaciones) que no fueron producto de la huelga de hambre que se encontraba realizando, lo que denota que requiere de controles médicos permanentes, motivo por el cual también se encuentra alojado en el Hospital Penitenciario Central de Ezeiza”, añadió el juez.

Ana Figueroa, la jueza K, en Disidencia

jueza ana maria figueroa kirchnerista
En disidencia, la cuestionada jueza kirchnerista Ana Figueroa rechazó el arresto domiciliario, por entender que “la asistencia técnica no ha logrado acreditar en el caso de qué manera la prisión morigerada implicaría un beneficio para la salud de su asistido, máxime teniendo en cuenta que se encuentra alojado en el Hospital Penitenciario Central de Ezeiza bajo observación médica constante, donde cuenta con los cuidados y la atención para sus patologías”.
Agregó que “teniendo en cuenta la reciente jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación dictada en la causa ‘Alespeiti’, y a fin de evaluar las condiciones de salud de Etchecolatz, dada la falta de actualización del informe médico y la situación informada por el Servicio Penitenciario Federal, el Cuerpo Médico Forense debería expedirse nuevamente”.
Este “ha sido el mecanismo que la Sala I ha llevado a cabo a fin de evaluar circunstanciadamente y en cada caso concreto la procedencia del beneficio del arresto domiciliario”, resaltó.

Mientras tanto, los días pasan, y el anciano ex Comisario que hace 40 años atrás tuvo el deber de cumplir con el mandato presidencial de combatir el terrorismo apátrida que asolaba nuestro país, sigue esperando JUSTICIA.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s