Resistencia: Patetta cuestionó los dichos de supuestas víctimas

patetta
El prisionero político Luis Alberto Patetta realizó su ampliación indagatoria con objeciones a los testimonios de personas que se dicen “sobrevivientes”, por lo cual planteó la invalidez de las imputaciones con las que lo pretenden incriminar.

El miércoles pasado en la sede del tribunal oral federal de Resistencia, el circo judicial tuvo un único protagonista: el Militar Luis Alberto Patetta y una ampliación indagatoria en la que el prisionero de guerra –a quien ya han sentenciado con dos condenas en “causas de lesa”– cuestionó los testimonios de personas que se autotitulan “ex detenidos políticos” que son quienes formularon las denuncias que lo llevaron a este juicio.

La declaración el ex terrorista Montonero Raúl Osvaldo Uferer, programada para este miércoles pasado, fue pospuesta para el día 10 de marzo, cuando se retomen los debates luego del cuarto intermedio de la fecha.

Uferer, Miliciano Montonero y declarante profesional en los procesos de juicio y castigo en la región, ya narró su relato mentiroso en las causas Margarita Belén y Caballero I. Sobre este personaje, se debe destacar su prodigiosa memoria, ya que en el primer juicio para el que fue rentado, la causa “Caballero”, declaró “como la venda se afloja… y uno se las ingenia para ver por debajo de ésta”, pudo reconocer una picana con la que asegura fue torturado en el año 1976.

jose-rodriguez-valiente
Otro que posiblemente reitere su participación en esta parodia de juicio, será el prisionero político José Rodríguez Valiente, con una nueva ampliación indagatoria.

En este proceso se somete a la venganza montonera a doce integrantes de las Fuerzas Legales que hace 40 años atrás lucharon contra los terroristas que sembraron de sangre nuestra Nación, acusándolos de tormento psíquico y físico agravado por la condición de detenido político de la ‘víctima’, privación ilegítima de la libertad y desaparición forzada de personas que habrían ocurrido en la ex Brigada de Investigaciones de la Policía. ¿Llegará el día en que veamos sometidos a juicio a los responsables de los asesinatos de Larrabure, Rucci, Lambruschini -solo por poner algunos ejemplos-, sin mencionar los secuestros, privaciones ilegítimas de la libertad y ejecuciones -todos estos hechos documentados en diarios de la época- que  cometieron los otrora jóvenes idealistas que hoy tienen el descaro de tildarse como víctimas?

Patetta centró su defensa en los falsos testimonios con los que pretenden incriminarlo

“Pido disculpas por esto, es tedioso de escuchar, es un trabajo de preso, sólo alguien con mucho tiempo puede hacerlo” se disculpó ante el tribunal, y apuntes en mano, enumeró una extensa lista de las abundantes contradicciones en los testimonios de los hermanos Carlos y Julio Aranda desde 1984 a la fecha. Además cuestionó la descripción edilicia que dieron estas dos personas de la Jefatura, por donde aseguran haber pasado en un primer momento de su detención y donde Carlos Aranda dice haber sido torturado. Patetta manifestó que sus dichos obedecen a una serie de croquis de la Jefatura que le facilitaron terceros. Del mismo modo negó haber estado en los operativos de detención y en la Brigada de Investigaciones.

Sí reconoció que se encargaba de trasmitir las órdenes del Coronel Jorge Larrateguy, Jefe del Área 232 y encargado de la lucha contra la subversión, a la Brigada de Investigaciones de la Policía. Negó haber sido Oficial de Inteligencia en 1976, y dejó entrever que quién debería responder por esa cuestión es el Coronel (R) Sebastián Rampulla, testigo en la causa Margarita Belén.

“Nos quieren desarmar el testimonio”

silvina-canteros
Hacia el final de la audiencia, la querellante Silvina Canteros, planteó al tribunal su inquietud respecto del modo en el que vienen desarrollándose las audiencias porque “se convoca a un ‘testigo sobreviviente’, este relata lo padecido durante su cautiverio en la Brigada, y en audiencias posteriores los represores incriminados presentan una suerte de descargo, en el cual intentan desarmar el testimonio, cuando el testigo ya ha sido liberado del debate, esto es sin posibilidad de que ante la supuesta contradicción pueda rebatir o aclarar la cuestión. Ese tipo de intervenciones podría ser realizado por la defensa técnica, para permitirle al testigo aclarar cualquier tipo de incertidumbre que surjan en los debates y que no queden dudas respecto de su relato a posteriori” requirió la abogada de la secretaría de derechos humanos de la provincia de Chaco.

Un juez categórico

eduardo-belforte
Sin embargo, el presidente del tribunal Eduardo Belforte fue categórico: “Es la defensa material del imputado” afirmó y dio por finalizada la audiencia, que pasó a cuarto intermedio hasta el viernes 11 de marzo.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s