Inexactitudes de un artículo

Estimados Camaradas y Amigos

El Sábado 21 de Enero del corriente año, el diario Perfil publicó un artículo con inexactitudes, todas ellas referidas a aspectos relacionados con la situación de encarcelamiento de los Presos Políticos detenidos en el Complejo Penitenciario Federal II de la localidad de Marcos Paz y otras concernientes a la U-34 Penal de Campo de Mayo.

Habida cuenta de esa errónea información, se transcribe la nota enviada por el Capitán de Navío Miguel CLEMENTS, Preso Político alojado en ese Penal, donde con precisión señala cuál es la realidad, frente a la información que se ha publicado.

COMENTARIOS SOBRE ARTÍCULO DEL DIARIO PERFIL DEL 21 DE ENERO DE 2017

En la edición del pasado Sábado 21 de Enero del diario Perfil se han filtrado algunas inexactitudes, por utilizar una palabra elegante, respecto de cuestiones que hacen a los Presos Políticos que se encuentran detenidos en el Complejo Penitenciario Federal II de la localidad de Marcos Paz.

El autor de la nota es el señor PABLO WAISBERG y puede leerse en la pág. 15 (Sección Política).

Inexactitud 1: La cancha de tenis a la que hace mención el artículo como Open Tenis Marcos Paz, no es de uso exclusivo de los internos a quienes se da en llamar “Presos de Lesa Humanidad”, sino que es para uso de TODOS los internos del Módulo (que consta de 6 pabellones con capacidad total para 300 internos y de los cuales SOLO UNO está ocupado por los Presos Políticos); tanto es así que el Departamento Educación realiza allí torneos de paddle tenis donde participan TODOS los internos del Módulo.

Inexactitud 2: El artículo da cuenta de que los Presos Políticos tenemos acceso a Internet; lo cual es absolutamente falso ya que esto está prohibido en el Penal y tal afirmación abre un juicio de valor que afecta a las autoridades del mismo por incumplimiento de deberes. Respecto a las computadoras, las mismas han sido autorizadas por los distintos tribunales habida cuenta de que estas causas denominadas de “lesa humanidad”, son tremendamente voluminosas y que los detenidos tuviesen acceso a ellas en papel, significaría un costo muy grande para el estado judicial.

Inexactitud 3: En el Pabellón de los mal denominados “Presos de Lesa Humanidad”, se cita que su número asciende a 137, cuando en realidad no llegan a 45.

Inexactitud 4: Miguel Etchecolatz y el Padre Christian von Wernich, hace meses que no se encuentran alojados en marcos Paz.

Inexactitud 5: Los detenidos en Marcos Paz no somos “clientes” de la ONG Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, como cita el artículo. Esta es una ONG que no hace otra cosa que poner de manifiesto las irregularidades en que se incurre en los juicios llamados de “Lesa Humanidad”, por las violaciones a la Constitución nacional y la mala aplicación de los instrumentos internacionales en la materia, suscriptos por la Argentina.

Inexactitud 6: El artículo cita que “la relación metro cuadrado-detenido que tiene en los Módulos destinados a los presos por delitos de lesa humanidad, es muy superior a los presos comunes”. Si se pierde algo de tiempo en averiguar sobre los datos de construcción de este Penal, se podrá constatar que TODAS las celdas de los Pabellones, sean para Presos Políticos o presos comunes (denominación que también da el autor del artículo y que no es una categoría instituida por los Presos Políticos, como el autor quiere dar a entender en otra parte de la nota) tienen las MISMAS dimensiones.

También refiere el artículo que el Penal de Campo de Mayo se rige por el reglamento de las Fuerzas Armadas y no del Servicio Penitenciario Federal, lo cual es falso, porque desde la gestión del gobierno anterior, dicho Penal es Federal y se rige por las Normas del Servicio Penitenciario Federal.

Sobre la cuestión de los electrodomésticos es correcta la explicación dada al autor de la nota por el Servicio Penitenciario Federal, por lo que no tiene caso abundar sobre el tema.

Respecto ahora del recuadro bajo el título “Genocida, a punto de irse a casa”, la Abogada Guadalupe Godoy habla de “discrecionalidades” al momento de permitirse que los presos de Lesa Humanidad concurran a efectuarse tratamientos dentales (se entiende fuera del Complejo), a diferencia de los internos comunes a quienes no se les permite algo así. Y uno se pregunta … ¿ acaso a algunos internos de notoria fama nacional detenidos últimamente en el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza, ¿ no se les ha permitido concurrir a atenderse a los sanatorios caros que usan los famosos; o es que ellos no son tampoco presos comunes ?.

Dicho todo esto, uno también se pregunta sobre cuál es la necesidad del diario Perfil de dar cabida a un artículo con tantas inexactitudes y que pese a que la nota tiene nombre y apellido, también tiene nombre y apellido el diario, que es a la postre responsable de su publicación; a no ser, claro está, que pudiese existir ciertos compromisos en la necesidad de continuar abonando el Relato.

MIGUEL CLEMENTS.

Capitán de Navío.

Detenido en el Penal de Marcos Paz.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s