ddhh inhumanos y su objetivo: Exterminar ancianos

anciano-perseguido
El tribunal oral en lo criminal federal 1 de San Martín decidió aplazar la primera audiencia de la parodia de juicio prevista para el 14 de marzo, contra dos ex Gerentes de la Automotriz Ford y un Militar por las supuestas detenciones y apremios ilegales contra 24 trabajadores de esa firma durante el ultimo gobierno cívico-militar.

Los jueces Marta Isabel Milloc y el juez Diego Gustavo Barroetaveña resolvieron dejar sin efecto “la audiencia”, sin fijar una nueva fecha de realización.

Los magistrados alegaron que la prolongación del juicio en la causa “Colegio Militar”, que tiene audiencias fijadas hasta por lo menos el 16 de marzo, acotó los márgenes para dar curso al debate oral del juicio en la causa Ford.

También mencionaron como causal de la postergación las sucesivas exhortaciones de la sala II de la cámara federal de casación penal para priorizar, en los esfuerzos de agenda, la celebración del debate en procesos que registren personas privadas de su libertad.

Los acusados en la causa Ford son el ex Gerente de Manufactura de la firma Pedro Müller, de 85 años; el ex Jefe de Seguridad Héctor Francisco Sibilla, de 90 años; y el ex Jefe del Cuerpo IV del Ejército Santiago Omar Riveros, de 94 años, por supuestos hechos que habrían ocurrido con 24 obreros de la firma, en la planta de General Pacheco.

El cuarto procesado en la causa era el ex Gerente de Relaciones Institucionales de Ford, Guillermo Gallarraga, quien murió en junio pasado a los 93 años.

Los genocidas (*) representantes de los organismos de derechos humanos presionan para el comienzo del juicio, que catalogan como “emblemático” porque quieren someter a estos perseguidos políticos a un falso proceso por la supuesta “complicidad civil” con las fuerzas legales en la lucha contra el terrorismo, y por ello reclaman que este circense litigio “no siga demorándose dada la elevada edad de los imputados”.

A los tres ancianos acosados por la venganza montonera les están endilgando “privación ilegal de la libertad doblemente agravada por haber sido cometida por abuso funcional y con violencia y amenazas reiterada en 24 hechos”.

A los dos ex funcionarios de Ford  los acusan de haber entregado a las Fuerzas Legales los datos personales de cada uno de los trabajadores involucrados en actividades gremiales, a fin de que sean investigadas posibles actividades subversivas.

Además, les atribuyen “la responsabilidad de haber permitido que se montara un centro de detención en el interior del predio de la fábrica, donde los trabajadores eran maniatados y torturados para luego ser trasladados a distintas comisarías de Tigre”.

La causa penal se inició a partir de una denuncia del fiscal kirchnerista Félix Crous, en base al testimonio del militante gremial Pedro Troiani.

(*) Genocidio: Exterminio o eliminación sistemática de un grupo humano por motivo de raza, etnia, religión, política o nacionalidad.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s