El curro no se detiene: Otro procesamiento para Etchecolatz

juez sangre

El juez federal subrogante de Lomas de Zamora, Federico Villena, ordenó el procesamiento del ex Comisario Miguel Etchecolatz, del ex Ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires durante el gobierno cívico-militar, Jaime Smart, y de otros siete prisioneros políticos, por la muerte de tres terroristas montoneros en un operativo antisubversivo en el partido de Almirante Brown, en marzo de 1977.

sergio-mola
Fiscal Sergio Mola

El magistrado accedió a un pedido formulado en ese sentido por el fiscal Sergio Mola, a raíz de un hecho ocurrido en el marco de un procedimiento conjunto llevado a cabo por el Ejército y la Policía bonaerense en el que resultaron muertos los terroristas montoneros Florencia Ruibal, José Luis Alvarenga y Vicenta Orrego Meza de Ramírez.

montoneros-ruibal-albarenga-y-orrego-meza
Además, están relacionando este hecho con otro protagonizado por las mismas Fuerzas Legales un día después en Lavallol, en el que resultaron abatidos otros tres terroristas.

El magistrado consideró en su resolución que Etchecolatz “fue autor inmediato de homicidio agravado, en tanto que Juan Miguel Wolk y Bruno Trevisán resultaron imputados como responsables mediatos”.

Por su parte Smart, quien había sido beneficiado en esta causa con una falta de mérito que luego apeló la fiscalía, fue imputado en función de su rol como ministro de Gobierno, al entender este iluminado juez que tuvo “un aporte solidario al plan criminal”.

El hecho por el que los están imputando ocurrió el 15 de marzo de 1977, en el barrio San José, cuando miembros de la Policía y del Ejército rodearon la vivienda donde vivía la subversiva Orrego con sus tres hijos.

Unos días antes habían arribado al domicilio sus compañeros de andanzas, los terroristas montoneros María Florencia Ruibal y José Luis Alvarenga, quienes venían huyendo de las Fuerzas Legales.

El grupo encabezado por Etchecolatz rodeó el aguantadero terrorista y al verse acorralados abrieron fuego, comenzando así un intercambio de disparos que culminó con la muerte de los tres terroristas montoneros.

Pero, según el relato armado para hacer pasar a estos terroristas por “jóvenes idealistas que fueron asesinados por pensar distinto”, un “testigo” adoctrinado para la ocasión declaró en fiscalía que: “Las víctimas se rindieron, salieron de la casa con las manos en alto y fueron acribillados. Si los hubieran querido agarrar vivos hubieran podido… Tanto despliegue para matar a tres viejos”. (¿¡Viejos!?)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s