Paraná: Gonzalo López Belsue recusó a la jueza por prejuzgamiento

lopez_belsue
La cámara federal de apelaciones analizará si corresponde o no apartar a la magistrada de la denominada causa Área Paraná II.

El Teniente Coronel Gonzalo López Belsue recusó a la jueza de sentencia por haber incurrido en prejuzgamiento al momento de extender la prisión preventiva de los prisioneros políticos.

Gonzalo López Belsue recusó a la jueza Beatriz Estela Aranguren, que tendrá a su cargo la sustanciación del plenario de la causa Área Paraná II, en la que se ejecuta la venganza montonera.

A López Belsue lo están acusando por privación ilegítima de la libertad, imposición de vejaciones, severidades y/o apremios ilegales y aplicación de tormentos en perjuicio del elemento montonero Jorge Emilio Papetti, quien por esos momentos se encontraba camuflado como soldado conscripto dentro de la fuerza.

El Militar fue detenido el 30 de agosto de 2012 y permanece bajo arresto domiciliario por problemas de salud (sufrió una hernia inguinal, una afección coronaria y también padece de diabetes crónica). Hace unos meses la jueza Beatriz Estela Aranguren dispuso la prórroga de la prisión preventiva pero, según sus defensores, se extralimitó en la fundamentación de los motivos al expedirse también sobre el mérito de la prueba, el grado de participación de los imputados y el tipo de delito que se investiga.

Los defensores del prisionero político consideraron que la jueza incurrió en prejuzgamiento y pidieron su apartamiento de la causa, pero la magistrada rechazó la recusación y luego también la apelación por considerar que no constituía un gravamen irreparable en caso de continuar con el curso del proceso.

jueza-aranguren

Ante esta actitud de la jueza, el Coronel López Belsue recurrió en queja ante la cámara federal de apelaciones y el tribunal admitió el recurso advirtiendo que lo que está en juego es el sentido de imparcialidad que hace a la esencia de la administración de justicia. En otras palabras, el tribunal superior analizará si corresponde o no apartar a la jueza Aranguren.

La cámara federal señaló que existe prejuzgamiento cuando el juez formula con anticipación al momento de la sentencia una declaración en forma precisa y fundada sobre el mérito del proceso, o bien cuando sus expresiones permiten deducir su actuación futura por haber anticipado su criterio. Y eso es lo que hizo Aranguren.

• Los defensores de los terroristas dicen que es una “chicana”

Así, los guardianes del trapo rojo afirman que esta recusación es “una estrategia” similar a la que utilizaron otros presos políticos “para dilatar lo más posible el dictado de la sentencia” en la que denominaron megacausa Área Paraná.

En esta causa, los presos políticos ya han impugnado a nueve magistrados con argumentos completamente válidos, como ser el tener resentimiento, encono y animadversión hacia los prisioneros políticos.

Los defensores de los terroristas suponen que los cautivos gozan con esta situación de injusto cautiverio y que pretenden estirar aún más esta parodia de juicio que ya lleva cinco años y medio.

La causa Área Paraná II se inició en 2011 como un desprendimiento de la llamada megacausa área Paraná y afirman que están investigando privaciones ilegítimas de libertad, tormentos, vejaciones, apremios ilegales y severidades en perjuicio de 22 supuestas víctimas y la muerte del terrorista Papetti, que permanece desaparecido.

Esta causa se tramita por el antiguo Código de Procedimientos en Materia Penal –vigente al momento en que se cometieron los hechos– lo que implica que las actuaciones son secretas en la mayor parte de su desarrollo, tramitan por escrito, son más extensos que los juicios orales y todas las decisiones, incluidas las condenas y las absoluciones, las toma un solo juez y no un tribunal.

En marzo pasado Aranguren fue designada como jueza de sentencia. Tras aceptar la nominación, la magistrada corrió vista a los fiscales y querellantes “para que se expidan sobre el mérito del sumario”, es decir, para que formulen sus acusaciones. Por estos días, los defensores de los prisioneros políticos están realizando su descargo.

El expediente en el que se defiende a los asesinos terroristas tiene ocho imputados por haber actuado legalmente obedeciendo la orden superior de combatir a los subversivos. Los Militares Naldo Miguel Dasso (ex Jefe del Regimiento de Concordia), José Anselmo Appelhans (quien dirigía la cárcel de Paraná) y López Belsue están acusados por la detención y desaparición del terrorista Papetti. También están detenidos Jorge Humberto Appiani, Alberto Rivas, Rosa Susana Bidinost y el médico Hugo Mario Moyano. Por su parte, el Militar Guillermo Quintana fue excarcelado, aunque también está procesado.

¿Quien fue el joven idealista Papetti?

papetti
PAPETTI, Jorge Emilio.

Nombre de guerra: Trueno.
Nació en Concordia (Entre Ríos) un 27 de abril de 1953.
En 1971 Papetti se fue a la ciudad de La Plata para estudiar Geología en la facultad de Ciencias Naturales y Museo de la UNLP y allí comenzó a militar en la Juventud Universitaria Peronista (JUP) y luego en Montoneros.
terroristas
Ya adiestrado con las doctrinas del terrorismo, regresó a su ciudad natal para cumplir con el servicio militar obligatorio, al que ingresó en abril de 1976.
Cuando le faltaba un mes para que ser dado de la baja  fue detenido en el Regimiento de Concordia ante la sospecha de sus actividades subversivas.
Al día siguiente, el padre de Papetti se entrevistó con el Teniente Coronel Naldo Miguel Dasso, Jefe de la Unidad, en presencia del Segundo Jefe, Mayor Osvaldo Antonio Larocca. Allí Dasso le explicó que  su hijo era sospechoso de extremismo y había sido trasladado a otra ciudad, por ordenes superiores pero que a la altura de Villaguay, se había fugado después de haber obtenido permiso para ir al baño en una estación de servicio.

La versión de los hechos según de$interesado$ “testigos”

Un compañero suyo, Jorge Martín Ramírez, aseguró que lo llevaron a torturar, dijo que vio a Papetti cuando lo tenían “chupado” en muy malas condiciones de salud, con el pecho hundido, los ojos cerrados por los golpes, le salía sangre de la boca, que no podía sostenerse en pie y que tosía mal.
López Belsué fue señalado por varios testigos adiestrados para la ocasión. Uno de quienes lo involucró fue el ex gobernador Jorge Busti (también de pasado Montonero), quien testimonió ante el tribunal oral federal por haber estado detenido en aquellos años.
Busti en su testimonio fue más lejos, dijo que tiempo después lo reconoció por la voz en una reunión social y eso “lo hizo rememorar las torturas que esa persona y otras le propinaban en el centro de detención que funcionaba en el Regimiento de Concordia”.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s