Bahía Blanca: Cuando los sicarios se sublevan contra los autores ideológicos

justicia
Organismos de izquierda de Bahía Blanca repudiaron el pasado viernes al tribunal oral federal que lleva adelante en esta ciudad el cuarto juicio “de lesa” por “increpar y avasallar a una testigo víctima” durante una audiencia realizada esta semana.

La crítica declaración de los organismos apuntó al tribunal integrado por los jueces Martín Bava, Jorge Ferro y José Mario Triputti por su postura hacia una testigo en la audiencia que se llevó a cabo el pasado miércoles en el marco del  juicio “de lesa” en Bahía Blanca.

El hecho se desencadenó cuando la testigo Cristina Cévoli, oriunda de Viedma, reclamó por la lentitud en el avance de las causas y la falta de control sobre los imputados, entre ellos el ex Policía Federal Osvaldo Floridia, quien se encuentra con prisión preventiva y violó su arresto domiciliario en diversas oportunidades, según aseguró esta testigo.

Fue entonces cuando el juez Bava le advirtió a la testigo que no le hiciera recomendaciones al tribunal y pidió al fiscal Miguel Angel Palazzani que continuara con las preguntas.

Palazzani replicó que la demanda de Cévoli era legítima, lo que abrió una discusión entre las partes de la que participó el secretario de la apdh y también autodeclarado víctima Eduardo Hidalgo, que se hallaba entre el público, y a quien el juez Ferro ordenó callar so pena de obligarlo a retirarse de la sala.

En ese marco, el juez Triputti expresó ante la audiencia que “si los gobiernos democráticos nombraran jueces, los juicios no serian tan largos”, agregando que “la justicia de Bahía Blanca naufragó en su momento hasta que vinimos nosotros”, en alusión a los magistrados que integran el actual tribunal.

Tras la tensa situación en la sala de audiencias y por pedido de uno los jueces se solicitó calma y la autoproclamada víctima Cristina Cévoli pudo continuar con su declaración.

Por su parte, Alejandra Santucho (hija del criminal terrorista Montonero Rubén Santucho y devenida en referente de hijos), quien presenció el hecho dijo a Télam que “fue una situación desagradable para todos, sobre todo porque estaba una víctima ahí sentada diciendo que uno de los imputados estaba violando la prisión domiciliaria. Incluso este imputado (Floridia) está dando entrevistas periodísticas y ella denuncia la entrevista“, comentó Santucho y añadió que “lo que ella hizo fue pedir al tribunal que tome medidas en el asunto y controles. “Además, se involucraron los otros dos jueces, no solamente porque se molestaron porque se les estaba pidiendo controles a las domiciliarias, sino que empezaron a decir que los acusaban de que los juicios eran lentos y que ellos eran de otro lado”, agregó. Santucho opinó que el Poder Judicial “es el primero que se acomoda a los vientos políticos que corren, y así como cuando hicieron las cosas bien, también salimos a decirlo con lo que está mal, porque es nuestra función reclamar que el juicio tenga su debido proceso y que siga por los carriles adecuados”.

El polémico comunicado de los organismos defensores de los terroristas bahienses

“El día miércoles 16 de noviembre en la Audiencia del Juicio por Delitos de Lesa Humanidad en Bahía Blanca, la testigo Cristina Cevoli víctima sobreviviente en el marco de su declaración, puso en conocimiento al tribunal compuesto por los jueces Ferro, Bava y Triputti, que el imputado Osvaldo FLORIDIA uno de los responsables y actor de su detención ilegal quien cumple con prisión domiciliaria en la ciudad de Viedma donde vive la testigo, había hecho declaraciones a medios radiales sobre su supuesta inocencia, y en otra oportunidad visto en una playa jugando junto a sus nietos violando dicha prisión domiciliaria por lo que era necesario mayores controles sobre quienes gozan de ese beneficio, esto dicho en tono del dialogo de una testimonial.
El juez Bava dirigiéndose a la testigo le advirtió con altanería que estaba “haciendo recomendaciones al tribunal”, y airadamente también le reclamó al fiscal que continuara con sus preguntas interrumpiendo el testimonio.
El fiscal Palazzani le señaló que el reclamo de la testigo era legitimo, lo que motivó una serie de discusiones, como nunca antes había ocurrido en ninguna de las audiencias.
El Juez Triputti intervino diciendo que: “si los gobiernos democráticos nombraran jueces, los juicios no serian tan largos”, que “la justicia de Bahía Blanca naufragó en su momento hasta que vinimos nosotros”, que “el problema de esta ciudad, es un problema que la gente de esta ciudad no resolvió”, en una clara conducta de soberbia propia de las corporaciones judiciales marcando sin dudas cuestiones que el señor juez toca de oídas.
Se olvida el juez Triputti que esta ciudad a pesar de cómo se ha operado en favor de la impunidad de los genocidas desde todos los sectores del poder local y desde un diario como la Nueva Provincia, al igual que de medios que solo coyunturalmente hablan de los juicios sin opinar con compromiso en favor del fin de la impunidad, tiene una historia de lucha que permitió además que haya juicios y nunca como un aporte filantrópico del Poder Judicial. Lucha que encabezara Ernesto Alfredo Malizia, fundador de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca, el fiscal Hugo Omar Cañon y los jueces de cámara Luis Alberto Cotter e Ignacio Larraza, únicos funcionarios judiciales que junto al juez Juan Martín Ramos Padilla a nivel nacional declararon la inconstitucionalidad de las leyes de impunidad en momentos en que NADIE, salvo los organismos, rechazaban tal atropello.
Jueces como quienes ahora nos quieren borrar la historia se silenciaron corporativamente y permitieron que se institucionalizara durante 20 años la impunidad. Ahora, creyéndose monarcas bendecidos por los dioses y no simples funcionarios con fortunas como sueldos, que pagamos también los que hace 40 años esperamos se salde la historia de sangre e impunidad de la dictadura cívico militar genocida, nos vienen a contar que si no fuera por ellos no habría juicios en la ciudad, faltando el respeto incluso a aquellos luchadores y funcionarios judiciales de la ciudad que le pusieron el pecho a las circunstancias e insultando la inteligencia de todos los que además sabemos que la llegada de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner al gobierno nacional permitió terminar con las leyes de impunidad e indultos, reiniciando los juicios.
Es ese mismo Poder Judicial Federal, incluidos ellos mismos con su memoria selectiva y sin ningún registro que los destaque como a Cañon, Cotter, Larraza y Ramos Padilla, el que vemos junto al poder político cómplice de la dictadura, que miraron al costado y no movieron un dedo en ese momento para actuar como jueces comprometidos con la justicia.
El Juez Bava no se quedó atrás en su pose de dios, y echó mano a un burdo argumento en cuanto a que: “ ellos vienen de otras jurisdicciones, que tienen sus causas en sus lugares, y que deben venir acá y encima deben escuchar que son el “retardo de la justicia de Bahía Blanca”, una altísima mentira que nadie les ha señalado ya que evidentemente en esa memoria selectiva olvidan cuantas veces hemos reivindicado su tarea desde los organismos, y solo hemos señalado matices.
Es evidente que la actitud corporativa y de monarcas; les molestan las observaciones o críticas porque están convencidos de que son infalibles, algo que no les reconocemos ni reconoceremos nunca, mucho menos después del escándalo que promovieron con sus absurdas posiciones y conductas falsarias que ofenden la historia que nos cobija y que conocemos muy bien.
El fiscal Palazzani le pidió perdón a la testigo por la discusión que se estaba dando de manera sumamente desagradable, y le dijo que: ‘Usted tiene todo el derecho a reclamar y sígalo haciendo, porque el merito de que se hagan estos juicios es de los familiares y de las víctimas y no de operadores de la justicia argentina’. Ante el aplauso del público presente, que era numeroso, el Juez Bava le contesto que sus palabras eran muy ponderables pero que ‘sin Tribunal no tienen juicios’, insinuando la amenaza patética de que quizá ellos pueden irse y dejar todo abandonado.
La escandalosa audiencia gestada por los propios jueces la completó el Juez Ferro diciéndole al fiscal que ‘ya que había sido sugestivo con el Poder Judicial y se había hecho cargo de que el Ministerio Publico era parte del Estado’, ‘yo quisiera preguntar QUÉ HIZO EL MINISTERIO PUBLICO HASTA EL AÑO 2011 en esta jurisdicción… No hizo ABSOLUTAMENTE NADA y nosotros tenemos que soportar que nos vengan a cuestionar la demora de los juicios cuando hubo un Ministerio Publico que no hizo absolutamente nada , porque hasta la época del Dr (Abel) Cordoba acá no había absolutamente nada y por eso tenemos que ser TRES FORÁNEOS los que vinimos a hacer justicia’ .
Esta nueva y descarada afirmación, ante el estupor de todos los presentes, que no podían creer lo que estaban escuchando, hizo que el secretario general y titular de la APDH local Eduardo Hidalgo, víctima del Terrorismo de Estado por haber sido secuestrado y torturado, y además con su hermano y cuñada embarazada, asesinados, se levantara y contestara a los jueces que no era Verdad lo que estaban diciendo y ‘que dejaran de mentir’.
El Tribunal hizo retirar al titular de la APDH, a los gritos, cosa que no fue necesaria ya que se retiró solo obviamente. Luego de tan descabellada situación, el Ministerio Publico Fiscal le pidió perdón a la testigo y ya no siguió preguntándole.
Es bueno hacer memoria aquí, de que este tribunal cuando se inició el primer juicio realizaba tres audiencias semanales, y fue ralentizando en cada uno de los juicios posteriores y que entre el último juicio y el que hoy se desarrolla pasó un año al igual que desde aquellas tres audiencias semanales pasamos a una y media cada quince días. ¿De quién es la responsabilidad?
Nos preocupa que estos hechos hayan ocurrido con una víctima sentada en plena declaración de su historia vivida y que los jueces manifiesten molestias por el reclamo legítimo que expresó al relatar lo que sucedía con su victimario, al que este mismo tribunal le otorgó la prisión domiciliaria interpretando la ley de una manera muy particular o sea como monarcas, cuando la misma es taxativa en cuanto a que los beneficiarios de tal detención solo deben serlo por tener setenta años y una enfermedad terminal.
Nos preguntamos: ¿A quién debería reclamar el incumplimiento del beneficio de su verdugo, si no es a la autoridad que la concedió? Nos indigna la situación vivida en la audiencia, porque se ha vuelto a avasallar a una víctima sobreviviente. No es comprensible, ni ético, ni humanitario, que los jueces de un juicio de Lesa Humanidad y a esta altura de los hechos reiteren viejas metodología judiciales e increpen a las víctimas.
Repudiamos el escándalo promovido por los jueces Bava, Triputti y Ferro en una audiencia y maltratando a un testigo que además fue víctima del Terrorismo de Estado. Responsabilizamos, como ya lo hemos señalado en otras oportunidades, a los jueces que integran este Tribunal Oral Federal por otorgar prisiones DOMICILIARIAS a los genocidas indiscriminadamente, porque no solamente es un mecanismo de impunidad en democracia, sino que no se arbitran adecuadamente los mecanismos de control del
beneficio que les concedieron a los peores criminales que recuerda la historia argentina, poniendo en riesgo a todos los testigos y víctimas.

NI OLVIDO NI PERDÓN NI RECONCILIACIÓN … JUSTICIA

“Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca – H.I.J.O.S Regional Bahía Blanca – Red por el Derecho a la Identidad Bahía Blanca”

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s