¿Justicia? ratificaron las condenas de tres acusados por la apropiación de un menor

justicia comunista.jpgLa sala II de la cámara federal de casación penal, integrada por los jueces Ángela E. Ledesma, Pedro R. David y Alejandro W. Slokar, confirmó la sentencia condenatoria dictada por el tribunal oral en lo criminal federal N° 5 de la Capital por la apropiación de un menor durante el último gobierno cívico-militar.

En el debate fueron juzgados Héctor Salvador Girbone -ex Oficial de Inteligencia de la Escuela de Caballería del Ejército, ubicada en Campo de Mayo-, su primo Salvador Norberto Girbone y Haydeé Raquel Alí Ahmed, pareja de este último, por los delitos de retención y ocultamiento de un menor de 10 años y falsedad ideológica.

Según se pudo acreditar durante el juicio, cuando Pablo Javier Gaona Miranda tenía unos meses de vida, fue sustraído del “cuidado” de sus padres biológicos, los terroristas del trotskista Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) Ricardo Gaona y María Rosa Miranda, y fue inscripto en el año 1978 mediante un certificado de nacimiento apócrifo que firmó un obstetra del hospital militar de la guarnición (ese médico, Ricardo Lederer, se suicidó en 2012) como Leandro Daniel Girbone, recuperando su identidad el 1º de agosto de 2012, gracias a la intercesión de abuelas de plaza de mayo, tras realizarse el estudio genético.

De esta manera la justicia, pasando por alto las declaraciones de los acusados, ratificó las penas de prisión de ocho años impuestas a Héctor Salvador Girbone y Salvador Norberto Girbone y a seis años para Haydeé Raquel Alí Ahmed.

Recordemos que en septiembre de 2014 se condenó a estas 3 personas y que en este juicio -a diferencia de otros casos- Gaona Miranda no nació en cautiverio y habría estado durante unos meses al “cuidado” de sus padres, detenidos en Campo de Mayo.

En esos momentos, antes de la lectura del veredicto, Héctor Girbone hizo uso a su derecho a pronunciar las últimas palabras y negó su relación con el hecho: “No tuve nada que ver con la entrega de Leandro”.

Y cuestionó la actuación judicial al señalar que “hasta acá son todas sugerencias y ninguna prueba, yo sí tengo pruebas: son mis primos y dicen que no tuve nada que ver con la entrega“.

Su primo Salvador insistió con que Héctor no fue quien entregó al bebé, sino que culpó a un tío ya fallecido, de nombre Ángel: “Cuando me lo entregó lo recibí con todo cariño”, admitió.

E hizo comentarios sobre el estado en que se encontraba el niño al señalar “me hubiera gustado saber dónde estuvo durante dos meses para llegar en el estado en que estaba, muy enfermo”.

La pregunta que nos hacemos es: ¿pueden dormir con la conciencia tranquila estos “jueces” que quitan la libertad arbitrariamente de quienes eligieron defender la celeste y blanca vistiendo un uniforme militar y que tuvieron un primordial objetivo: proteger nuestra Patria del terrorismo?

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s