¿QUE TE PASÓ, CLARÍN? ¿PERDISTE LA MEMORIA?

Hace unos años, era un prestigioso Diario e informaba la realidad que viviamos, con una Argentina ensangrentada por el terrorismo apátrida…

Click sobre las imágenes para ampliar

Estado de Sitio - Clarin 31.06.1969

 

clarin-160873

 

clarin-081075

 

clarin1

 

Clarin- Reg. Infant. 17 - Catamarca.

 

batallon comunicaciones 141 -cordoba- 18-02-73

 

ARAMBURU-FIRMENICHE-NO-SE-ARREPIENTE-EDITADO

 

19760721_clarin

 

12C

 

videla_clarín

 

clarin_golpe.26_03_76

 

clarin 1976-03-25

Hoy, es políticamente correcto y funcional a la corriente protectora de los que ayer fueron terroristas y hoy se dicen “jovenes idealistas” cuyo único pecado fue “pensar distinto”… HIPÓCRITAS!!

Así publica CLARÍN el dia de ayer la noticia sobre el alegato final del Mayor Ernesto Barreiro:

En su alegato final, el represor “Nabo” Barreiro lanzó una provocación

Derechos Humanos

El ex jefe de torturadores del campo La Perla está bajo juicio por 65 asesinatos, 228 secuestros, 211 casos de tortura y el robo de un niño.

El represor Ernesto "Nabo" Barreiro, durante una jornada del juicio en su contra, hace dos años. Foto: gentileza del periodista Aldo Blanco.

 El represor Ernesto “Nabo” Barreiro, durante una jornada del juicio en su contra, hace dos años. Foto: gentileza del periodista Aldo Blanco.

No fue un alegato penal por los cientos de crímenes del que se lo acusa en el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro de exterminio La Perla, sino una arenga política: “Tarde o temprano, nos verán a nosotros desfilar orgullosos junto al pueblo de nuestra querida Patria, y así las sombras tenebrosas del efímero relato serán borradas de la historia para siempre”, disparó con voz firme Ernesto “Nabo” Barreiro, ex mayor del Ejército y jefe de torturadores del centro clandestino de detención más grande del interior de Argentina.

Y fue más allá, al decir que se emocionó cuando en los actos del Bicentenario de la Independencia “fueron aclamados por miles de personas los gloriosos combatientes de Malvinas, los del Operativo Independencia y los de La Tablada”, refieriéndose a los ex represores de Tucumán y el ex líder carapintada Aldo Rico.

Así, este ex militar del área Inteligencia del Ejército, hizo uso del derecho a la última palabra, y una vez más, sembró la polémica en el juicio. En diciembre de 2014, le confesó sin tapujos al Canal 13 de la televisión chilena que estando detenido siguió operando: “Nosotros haciendo trabajo de inteligencia pudimos determinar que ese es uno de los lugares probables de los enterramientos”. El represor se refería a los sitios que apuntó en los hornos de La Ochoa y otros cercanos en el predio de La Perla, donde estarían enterrados clandestinamente 18 víctimas de la represión ilegal; y a la fosa ubicada en cercanías de la localidad de Villa Ciudad de América sobre la Ruta 5, donde habría otra víctima más.

Barreiro está imputado por 518 delitos: 228 privaciones ilegitimas de la libertad agravadas, 211 imposiciones de tormentos agravadas, 65 homicidios calificados, 13 imposiciones de tormentos seguidos de muerte y el robo de un menor de 10 años.

Integró el Grupo Operaciones Especiales del Destacamento de Inteligencia 141, y como tal, comandó a los torturadores de La Perla. En abril de 1987 fue el iniciador de la asonada carapintada de Semana Santa, cuando se amotinó en predios del Tercer Cuerpo de Ejército en el camino a La Calera, para negarse a declarar ante la Justicia federal. Aldo Rico se solidarizó con él y produjo el levantamiento que terminó cuatro días después. Vivió oculto en Estados Unidos hasta que fue extraditado en 2006, y recién ahora es juzgado por primera vez. Desde que comenzó a ser juzgado por los crímenes cometidos en Córdoba, “El Nabo” Barreiro está alojado en el complejo carcelario de Bouwer, al sur de esta Capital, en un pabellón especial para genocidas. Depende del Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC).

Ayer, tras su arenga -que leyó de pie- el ex jefe de los torturadores de La Perla se emocionó al nombrar a su esposa Ana Maggi, a quién presentó como “una referente de nuestros derechos humanos”. La mujer le devolvió el gesto gritando “¡Viva la Patria, Mayor¡”; y fue reprendida por el presidente del Tribunal, Jaime Díaz Gavier, quién le exigió que se callara.

Acostumbrado a generar polémica, Barreiro apuntó: “Todos hablan aquí de Nüremberg, pero allí hubo 12 juicios, uno de ellos contra jueces y fiscales”; y Díaz Gavier le respondió no hiciera “críticas y comentarios sobre otros actores procesales”.

El jueves de la semana próxima se conocerá la sentencia del juicio.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s