Etchecolatz, o la forma “progre” de matar

Etchecolatz será sometido a un nuevo “juicio” KK
Etchecolatz, o la forma “progre” de transformar la reclusión perpetua en pena de muerte.
Decir que la salud del Comisario Etchecolatz es precaria es una verdad de Perogrullo.

Por José Luis Milia

Les agradecería que leyeran el adjunto y lo difundieran. Si bien es un caso particular, la pasión y tormento del Comisario Etchecolatz no es lo singular en el penal. Esto es lo común y este común obrar de la “justicia” cómplice de las prácticas revanchistas, es lo que se les hace sufrir a los presos políticos.
Han sido muertos de mala muerte en el penal de Marcos Paz, entre otros, los Capitanes Perren y Pazo y los Comisarios Versellone y Jaime, y puedo decirles a Uds. que ellos, los pandilleros subversivos y sus alcahuetes jurídicos esperan ir por más.

José Luis Milia

La forma “progre” de matar

Escribe José Luis Milia

“No obstante, ante la posibilidad de descompensación [que puede sufrir el interno] y teniendo en cuenta la situación geográfica del complejo donde está alojado y la gran distancia a los centros de alta complejidad para llevar a cabo eventuales derivaciones, se debe considerar la posibilidad que pueda ser alojado en otra unidad que presente un acceso más rápido a los centros referidos, cumpliendo el Complejo Penitenciario federal I ( Ezeiza) con esos criterios….”

Informe del Servicio médico del complejo Penitenciario federal II (Marcos Paz)

Etchecolatz, o la forma “progre” de transformar la reclusión perpetua en pena de muerte.

Decir que la salud del Comisario Etchecolatz es precaria es una verdad de Perogrullo. Con frecuencia sufre adormecimientos e insensibilidad en partes del cuerpo y cara consecuencias de un accidente cerebro vascular anterior. También sufre de disminución visual, pérdida progresiva auditiva e insuficiencia cardiaca. Padece también de un tumor maligno prostático y tiene más de ochenta años.

Cuando el servicio médico del penal eleva el informe precedente referido a la salud del Comisario Etchecolatz, lo hace con la preocupación de no querer repetir ni cargar en sus prontuarios – ya que no sobre sus conciencias – con la muerte de otro interno. No obstante, contradiciéndose con el informe precedente, el mismo servicio médico del penal expresa que para que el Comisario Etchecolatz pueda ser internado en el Hospital Central Penal de Ezeiza debería éste sufrir previamente una severa descompensación, aun a riesgo de perder la vida por las carencias que tiene el servicio médico del Complejo penitenciario II. Si basándonos en esta estupidez criminal pudiéramos escribir un sainete “hipocrático” y, por que no hipócrita, el resumen del argumento diría: Por sus condiciones de salud el Comisario Etchecolatz no puede estar alojado en Marcos Paz y lo correcto sería que estuviera en Ezeiza, pero para que el Comisario Etchecolatz pueda ser internado en el Hospital del Penal de Ezeiza previamente debe sufrir una grave descompensación que justifique el traslado.

Como corolario de esto, cada vez que el comisario Etchecolatz ha sido enviado a algún centro de alta complejidad, pese a existir una orden judicial – a las que nadie hace caso porque el poder político espera de los jueces que sean también carceleros y sicarios – que obliga al penal trasladarlo en ambulancia con un enfermero, siempre ha sido acompañado por guardias pues han estado más preocupados en la posibilidad de una fuga que en la salud del interno.

Que la Justicia Argentina es sólo un instrumento de venganza de grupos subversivos devenidos en vestales de derechos humanos parciales y como justicia es cada vez menos tenida en cuenta como poder republicano lo muestran los hechos precedentes y principalmente que, pese a orden judicial emitida en ese sentido, no se permite el ingreso del médico particular del Comisario Etchecolatz.

Nada de esto es nuevo. Frente al informe precedente y la delicada situación que explica el mismo referido a la salud del Comisario Etchecolatz el juez federal nº 3 de La Plata en su calidad de Juez de Ejecución adopta una postura ambigua sin proveer solución al problema, al igual que el dr. Carlos Rozanski, Presidente del TOF nº 1 de La Plata que silencia opinión y decisión a tomar al respecto, al mismo tiempo que, desvalorizando el diagnóstico médico, niega el traslado a Ezeiza del interno.

Ante esta situación, la defensoría Oficial libró un Habeas Corpus en beneficio del Comisario Etchecolatz que fue rechazado in límine por el Juez Corazza que lo envió a la Excma. Cámara Federal de La Plata sala II de los Dres Durán y Reboredo. Y allí sigue aún.

Llegado a éste punto, vemos que Pilatos sigue vivo en jueces y camaristas que en su actuación dan muestras de un más que prudente temblor en sus ánimos porque están descubriendo que la LESA HUMANIDAD es para todos y aunque tarde, se han dado cuenta que más allá de condenar al reo sus patrones les están exigiendo que los ejecuten con “visos de humanidad” – práctica que les dio resultado con Perren, Pazo, Jaime y Versellone – ya que la pena de muerte estaba, aún antes que ellos saltaran a la fama mediática como bastoneros de una farsa pretendidamente judicial, en el ánimo de quienes los conchabaron.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s