Una cuestión de cojones – De tiranos y tiranuelos

carta

Anónimo ha dejado un nuevo comentario en su entrada “Justicia KK y un nuevo cirko-juicio” en el blog Presos Políticos de la Argentina
Respondemos por ser mencionados en el comentario.

Dice Anónimo:

¿Por qué en la página principal de Política y Desarrollo se habla de Néstor Kirchner como “dictador”, mientras que cuando hablan de Bignone se refieren a él como “ex presidente”?. ¿Acaso no usurpó el poder del estado con la fuerza de las armas del propio pueblo argentino mediante un golpe de estado? ¿Acaso no es un dictador quien toma el poder por asalto sin ser elegido por el pueblo?
¿Por qué cuando se refieren a los centros de detención, omiten decir que eran “clandestinos”?. ¿Ni siquiera tienen el coraje de hacerse cargo de sus planes y metodologías?
Además se refieren al asalto al Posadas como un “operativo militar”…¿contra los trabajadores de un hospital? No solo demuestran cobardía, sino además la verdadera naturaleza del ejército: una fuerza de represión para someter y domesticar a los trabajadores.

(Publicado en http://presospoliticosargentina.blogspot.com/ )

dictador, ra.
(Del lat. dictatōre[m]).
1. m. y f. En la época moderna, persona que se arroga o recibe todos los poderes políticos extraordinarios y los ejerce sin limitación jurídica.
2. m. y f. Persona que abusa de su autoridad o trata con dureza a los demás.
3. m. Entre los antiguos romanos, magistrado supremo y temporal que uno de los cónsules nombraba por acuerdo del Senado en tiempos de peligro para la república, confiriéndole poderes extraordinarios.

Fuente: Diccionario de la Real Academia Española.

Pruebas al canto, ¿qué es Kirchner? Salvada la tercera acepción de la palabra le caben las dos primeras. Por lo tanto así lo llamamos.
Pero existe un agravante a esta situación nada democrática.

tirano, na.
(Del lat. tyrannus, y este del gr. τύραννος).
1. adj. Dicho de una persona: Que obtiene contra derecho el gobierno de un Estado, especialmente si lo rige sin justicia y a medida de su voluntad. U. t. c. s.
2. adj. Dicho de una persona: Que abusa de su poder, superioridad o fuerza en cualquier concepto o materia, y también simplemente del que impone ese poder y superioridad en grado extraordinario. U. t. c. s.
3. adj. Dicho de una pasión o de un afecto: Que domina el ánimo o arrastra el entendimiento.

Fuente: Diccionario de la Real Academia Española.

El término tirano le cabe mejor a Néstor Carlos Kirchner ya que gobierna la Argentina sin haber sido elegido para el cargo que ejerce de PresidentE, lo hace según su voluntad, forzando a sus súbditos (incluyendo a su esposa) satisfaciendo sus caprichos y sin tener en cuenta la justicia y mucho menos el bien común.

Por lo dicho, aceptamos la crítica de Anónimo admitiendo que llamarlo dictador es exaltarlo.
Es que, dadas sus categorías morales y académicas, no pasa de ser un tiranuelo, palabreja que no existe en el Diccionario de la RAE pero cuyo sentido propio conocemos los argentinos. Y sufrimos…
Dadas esas definiciones, Anónimo habrá de reconocer a su vez que su definición de dictador tampoco es la correcta. Ambos nos equivocamos entonces.

Al Gral. Bignone podemos llamarlo ex Presidente porque lo es, también ex tirano, ex dictador o lo que Anónimo prefiera.
A Néstor Carlos Kirchner no podemos llamarlo ex Presidente porque está en ejercicio pleno del cargo, conducta aceptada por su esposa y servidores más inmediatos que suelen equivocarse adjudicándole el título en presente cuando hablan de él. Algunos advierten la gafe y agregan del PJ…

Veamos ahora el aserto de Anónimo sobre los centros clandestinos de detención.

clandestino, na.
(Del lat. clandestīnus).
1. adj. Secreto, oculto, y especialmente hecho o dicho secretamente por temor a la ley o para eludirla.

Fuente: Diccionario de la Real Academia Española.

No fueron clandestinos ya que su ubicación era conocida por todos y hoy se ponen placas recordativas de los allí alojados en tiempos de la guerra contra la subversión o se donan a organismos defensores de los derechos humanos a fin de que generen beneficiosos emprendimientos inmobiliarios o museos entre otros fines.
Aunque admitimos la existencia de lugares de detención no declarados, clandestinos, donde estuvieron aquellos terroristas que por su peligrosidad podrían ser objeto de ataques liberadores de sus pares o que contaban con información privilegiada necesaria a las fuerzas legales para desarrollar la guerra antisubversiva. Pero aún a estos no les cabe de suyo el término clandestino ya que se enmarcaron dentro de la normativa dictada por el PEN (democráticamente elegido, fórmula Perón-Perón) de aniquilar la subversión y también de las normas elementales de una guerra en la cual un ejército de anónimos atacaba indiscriminadamente a la sociedad toda sin distinguir policías de niños o militares de dirigentes obreros.

Sí le cabe plenamente el término clandestino al alojamiento preferencial del Gral. Aramburu o del Cnl. Larrabure, secuestrados y asesinados por Anónimos. Se los llamaba Cárceles del Pueblo.

Y vamos al operativo militar del Hospital Posadas.
Lo fue, allí se sospechó se atendían y curaban a delincuentes terroristas heridos en enfrentamientos con las fuerzas legales. En guerra, ¿qué nombre darle a un operativo de este tipo y a tales fines?
Si en el Posadas había terroristas heridos también podía haber combatientes sanos y armados, ¿cómo investigar? ¿Portando rosetas de maíz o florecillas del campo?

Pero donde el hecho se transforma en argumento político es cuando Anónimo aduce que este demuestra que el Ejército es una fuerza de represión para someter y domesticar a los trabajadores. A Anónimo le falla la historia y la crítica textual. Todo texto sacado de contexto es un pretexto.
Los militares son trabajadores y no fueron ellos quienes asesinaron a Rucci.
Los asesinos fueron, en acepción extrema, trabajadores anónimos.

Hubo tiempos en la Argentina donde el Ejército domesticó indios y trabajadores por las buenas o las malas, el Gral. Rosas y el Gral. Perón persuadieron; los Generales Mitre y Sarmiento no ahorraron sangre de gauchos (los trabajadores de otrora).
Al Gral. Rosas lo derrotaron fuerzas entrerrianas al mando del Gral. Urquiza comandando también ejércitos brasileños, fue Cepeda. Fue el mismo Urquiza que ganó en Pavón y huyó regalándole la batalla a Mitre. Al Gral. Perón lo derrocaron fuerzas militares al mando de generales y almirantes aliados con el Reino Unido. A Isabel, generales, almirantes y brigadieres aliados a dirigentes obreros, políticos y gobiernos imperiales. Junto a ellos los hoy llamados jóvenes idealistas.
El Gral. Perón a inicios de su carrera militar no quiso atacar a los trabajadores del chaco (obreros del norte) santafesino y al término de su carrera política fue votado por el 60% del pueblo entre el cual se contaba el 85% de los trabajadores.
El General Kirchner domesticó a los trabajadores enriqueciendo a algunos dirigentes obreros, adquiriendo votos de trabajadores y desempleados hambrientos. No usó las armas, usó la mentira. ¿Quién es más asesino? ¿El que te mata de un tiro o el que lo hace lentamente dejándote sin esperanza ni dignidad?

Anónimo, en PyD damos la cara, nuestras fotos están en la web, vivimos en el mismo domicilio desde hace años, nuestras oficinas son visitadas por propios y ajenos. Yo firmo esta con nombre y apellido.
Anónimo, lo invito, de la cara.
¿Se anima? No somos terroristas, no asesinamos, no nos escondemos.
Si no lo hace créame que lo entiendo, justifico a los cobardes. No todos llegaron a tiempo a la distribución de cojones.

Feliz Navidad y mejor 2009

Juan Carlos Sánchez
Móvil 0342 154 623510
27 Dic 08

Contáctenos politicaydesarrollo@gmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s